Este ser­món fue graba­do en el 28 de abril, 1978, en la ciu­dad de Cor­pus Christi, Texas. Debe tomar en cuen­ta que en esos años los que vis­ita­ban la igle­sia acos­tum­bra­ban de lle­var sus grabado­ras de cin­ta.  Her­manos acer­ca­ban las grabado­ras los más cer­ca posi­ble al púl­pi­to.  Unos graba­ban des­de sus ban­cas.  El audio casi nun­ca era muy níti­do, como el que está aquí.  Esos eran años de fer­vor, áni­mo y cuan­do los edi­fi­cios se llen­a­ban para escuchar el evan­ge­lio, no impor­tan­do quien lo predicara mien­tras que fuese bíbli­co.  Les dejo un ser­món por Bill Reeves, graba­do el 28 de abril, 1978.