Las Responsabilidades de los Ciudadanos

Introducción:

  1. Si hay gobierno, como fue discutido en la sección anterior, entonces debe ser el que gobierne. La Biblia nos da instrucciones sobre las responsabilidades si él nos gobierna y nos da instrucciones sobre las responsabilidades del gobernado.
  2. Casi ninguno de los que conocemos llegan a ser presidentes de un país, alcalde, etc., pero la mayoría de nosotros será ciudadano de un país.
  3. Los ciudadanos deben estar sujetos al gobierno y, en esta lección veremos lo que la Biblia sobre las responsabilidades de los ciudadanos.
  1. La obediencia civil
    1. ¿Qué significa vivir bajo la autoridad civil? ¿Cómo debe responder el ciudadano cristiano a las leyes, regulaciones y juicios? La Biblia nos da un mandamiento sencillo: obedecer la ley terrenal.
      1. Romanos 13:1, 2, 5; la obediencia civil es una responsabilidad clara de un ciudadano.
      2. 1 de Pedro 2:13-14; “Por causa del Señor…someteos a toda institución humana…”
      3. No hay lugar para que yo o usted podamos decidir si debemos o no debemos obedecer la ley terrenal. La Palabra de Dios lo deja claro, innegable y directamente que debemos someternos a la autoridad delegada del gobierno civil. Las decisiones del gobierno civil se llaman leyes, y Dios nos dice que obedezcamos esas leyes.
  2. ¿Por qué obedecer? Romanos 13:5 nos da dos razones: el castigo y la conciencia.
    1. El castigo: Romanos 13:4 se refiere a la capacidad de gobierno para castigar a los infractores.
      1. La obediencia “debido al castigo” es más que la capacidad del gobierno para castigar. Es debido a que cuando desobedecemos las leyes terrenales estamos desobedeciendo a la ley de Dios.
      2. Dios ordenó la obediencia al gobierno (Rom. 13:2). “De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.
      3. ¡Es posible Pablo tenga en mente el castigo eterno y el juicio final de Dios! Esto es el por qué la obediencia a las leyes terrenales es tan importante y debe ser tomado con seriedad.
      4. Cuando alguien se ríe y desobedece abiertamente la ley terrenal él se está riendo de Dios y desobedeciéndolo.
      5. Cuando no nos sometemos a la autoridad civil no nos estamos sometiendo a la autoridad de Dios. Nuestra propia burla de la ley es el por qué somos condenados por Dios.
      6. Entonces debemos hacer todo lo que podemos para estar en sujeción “debido al castigo”.
      7. Nota: La obediencia solo porque tememos una multa, una sentencia de cárcel y el infierno no es una razón muy noble, ¡pero funciona! Sin embargo, hay sin embargo del por qué debemos esforzarnos en obedecer a las autoridades civiles: a causa de la conciencia.
      8. A causa de la conciencia: significa hacerlo simplemente debido a que es algo justo por hacer, y debido a que Dios desea que hagamos.
        1. Debido a que amamos a Dios y deseamos agradarle.
        2. Si sabemos que esto es lo que agrada a Dios entonces debemos hacer todo el esfuerzo para obedecer y someternos nosotros mismos como buenos ciudadanos al gobierno terrenal y al celestial (Filipenses 3:20).
        3. “Por causa del Señor…” (1 de Pedro 2:13)
          1. La obediencia por nuestro propio bien es obvia, pero Pedro nos dice que debemos hacerlo a causa del Señor.
          2. Debido a que es algo justo para hacer.
          3. ¿Significa esto que debemos obedecer toda ley y ordenanza del hombre aun cuando no hay policía alrededor para hacer cumplir la ley.
            1. La mayor parte de las personas no violarán la ley cuando los policías están presentes, pero romperán la ley cuando el policía no está presente.
            2. Los cristianos no deben hacer esto. Los cristianos deben desear obedecer debido a que es algo justo, esto es lo que Dios desea.
              1. IRS (American tex revene sistema). No debemos hacer trampas sobre nuestros impuestos aun si sabemos que hay una gran oportunidad de que no seamos capturados. No debemos tomar deducciones que no son legítimas. Por ejemplo, reclamar a las mascotas como dependientes.
              2. En una ocasión usé un detector de policía debido a que “yo deseaba conocer donde estaba el policía en todo momento”. Pero la verdad era que yo con frecuencia excedía el límite de velocidad y recibiría multas por hacerlo así. El detector de radar era tal que yo podría asegurarme y bajar la velocidad si había un carro de la policía en el área. Fui cuestionado por un predicador fiel y él dijo, “Si usted obedece la ley usted no necesita saber dónde está el policía, Dios está en todos lados. ¡Buen punto!
            3. Si nos hemos sometido al Señor entonces debemos reconocer que debemos hacer bien las cosas debido a que son las cosas correctas a hacer.
            4. Palabra de precaución: La mayoría de las veces juzgamos a la persona porque creemos que ellos no están obedeciendo a la ley. Debemos ser cuidadosos ya que hay ocasiones cuando las circunstancias especiales y las condiciones especiales han sido hechas por la ley misma para algunos individuos. Un caso en concreto: Un cristiano no usaba su cinturón de seguridad y estaba sentenciado a nunca estar al frente, sino en la parte de atrás. Lo qué la persona no sabía era que su hermano tenía una condición médica por la que él no debería usar un cinturón de seguridad y había recibido un permiso especial. Esta pobre alma había sido condenada al infierno por otro hermano sin saber aún las verdaderas circunstancias. Asegurémonos que estamos obedeciendo nosotros mismos la ley.
  3. Los impuestos y la oración: Puesto que la Biblia menciona esto específicamente, debemos poner especial atención al área de este tema.
    1. Romanos 13:6-7: Después de bosquejar la responsabilidad del gobierno Pablo menciona los costos de operación. “Pues por esto pagáis también los tributes, porque son servidores de Dios que atienden continuamente a esto mismo. Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra.
      1. Jesús fue desafiado por Sus enemigos y Él les dijo “Dad, pues, a César lo que es de César…” (Mateo 22:21)
        1. Jesús sanciona la justicia de un gobierno para grabar impuestos sobre sus ciudadanos, ¡y Él manda a los ciudadanos que los paguen!
        2. Pagar impuestos nunca es placentero, y podríamos no estar siempre de acuerdo sobre como gasta el gobierno el dinero de los impuestos, pero aun somos mandados a pagarlos.
        3. Nadie odiaba más pagar los impuestos que los judíos que pagaban impuestos a Roma. Y, el gobierno romano gastaba el dinero en forma imprudente e impía:
          1. cantidades monstruosas desperdiciadas en depravaciones
          2. excesos
          3. destrucción.
          4. Al mentir sobre nuestros ingresos, evadiendo los impuestos y ocultando los ingresos no es algo correcto a hacer.
            1. ¡Al hacerlo así de todas formas está equivocado!
            2. Muchos predicadores han decidido no pagar un cierto impuesto que el resto de los ciudadanos tienen que pagar, “objeción a conciencia”. Aun y cuando la ley lo permite, una observación de más cercana a la “exoneración” debe hacernos reconsiderar nuestra posición.[1]  (IRS Publication) (great blog article on this topic of preachers opting out of paying Social Security)
            3. “No hay justificación, en un caso u otro, para retener una parte de nuestro de nuestro pago de impuestos porque tenemos una objeción de conciencia a la forma en que algo de esto es gastado. Esto es el espíritu de la anarquía. ¿Pensamos que el imperio romano nunca gastó sus impuestos recaudados de manera imprudente o inmoral? De hecho ellos lo hicieron….Si no nos gusta la forma en que el gobierno está usando nuestro dinero de los impuestos, ¡trabajemos para reformar la forma en que es gastado! Retener o evadir los impuestos es pecado.”[2]
        4. 1 Timoteo 2:1-2, la oración es otra área donde los ciudadanos tienen una responsabilidad.
          1. Nuestra oración básica debe ser que aquellos que están en el poder pudieran gobernar en una forma tal que la justicia sea servida, nuestros derechos protegidos y que el evangelio no pudiera ser estorbado.
          2. El simple hecho de que se nos mande orar por nuestros gobernantes es un recordatorio de que Dios al final está al cuidado de los asuntos de este mundo. Se nos ha permitido escoger con libertad si los obedecemos o no, pero finalmente Dios está aun a cargo.
            1. ¡Si nos escabullimos violando las leyes en este tiempo de vida, en el juicio no nos escabulliremos!
            2. Romanos 13:5.
        5. La desobediencia civil
          1. Con la obediencia civil hay también la desobediencia civil. La desobediencia civil: hay solamente un principio sobre el que un ciudadano DEBE desobedecer la ley civil.
            1. Los gobernadores civiles son humanos, y aun no obstante que ellos son ministros de Dios ellos pueden promulgar leyes que no son autorizadas por Dios. En este caso uno debe desobedecer la ley del hombre y obedecer la ley de Dios.
            2. Ejemplos bíblicos:
              1. El sanedrín judío: En un intento de disminuir el crecimiento de la iglesia los gobernadores judíos le mandaron a Pedro, a Juan y a los otros apóstoles no enseñar en el nombre de Jesús (Mateo 28:18-20; Hechos 1:8). Los apóstoles no tuvieron que escoger sino que desobedecieron la ley civil en vez de obedecerla (Hechos 4:18-19; 5:17-29).
              2. Daniel 6: A Daniel y sus amigos se les dijo que no oraran más a Dios sino al mismo rey. Daniel y sus amigos tuvieron que desobedecer al Rey aun y cuando podría costarles su vida, y obedecieron la Ley de Dios.
              3. Si un cristiano es enfrentado con tal elección el debe escoger obedecer a Dios y desobedecer las leyes civiles.
                1. Algunos países comunistas tienen una ley severa para que el evangelio sea preciado. Muchos cristianos han desobedecido esta ley han pasado Biblias de contrabando al país y predicado el evangelio de todas maneras.
                2. Es mi convicción que en este caso el principio de la excepción es aplicado apropiadamente.
            3. ¿Cuándo la desobediencia civil no es justa?
              1. Hay ocasiones cuando nos sentimos muy firmemente contra una ley civil particular y sentimos que tenemos el derecho de desobedecer la ley civil.
              2. Ejemplos:
                1. Los cinturones de seguridad
                2. Los límites de velocidad
                3. Los límites de cacería: un cazador podría sentir que es injusto que él solo pueda matar dos venados en una temporada y decir “Es mi derecho matar y proveer de comida a mi familia así que mataré tantos venados como yo considere que necesito.”
                4. La contaminación
                5. El desmonte de la tierra
                6. La protesta: En algunos casos podríamos sentir que necesitamos protestar contra una ley específica y huelga, organización ilegal, marcha ilegal, o retener nuestros impuestos ilegalmente. Pero esto no es lo en lo que los cristianos deben estar empeñados.
                7. ¿Cómo sabemos si podemos violar una ley civil?
                  1. Si alguna ley civil viola la ley de Dios entonces podemos ser desobediente.
                  2. Si solo no nos gusta la ley y no viola la ley de Dios entonces no podemos desobedecer las leyes civiles.

 

Conclusión:

  1. “La conclusión es que hay solo una situación válida en la que Dios nos permite violar una ley civil, esto es, donde la obediencia a la ley podría en sí misma causar que pecáramos contra una ley de Dios. En otro caso, la desobediencia a la ley civil es en sí misma un pecado contra Dios, y es el tiempo para que los cristianos empiecen a tomar esto con seriedad.”[3]

 


[1] I certify that I am conscientiously opposed to, or because of my religious principles I am opposed to, the acceptance (for services I perform as a minister, member of a religious order not under a vow of poverty, or Christian Science practitioner) of any public insurance that makes payments in the event of death, disability, old age, or retirement; or that makes payments toward the cost of, or provides services for, medical care. (Public insurance includes insurance systems established by the Social Security Act.) IRS Publication 4361

[2] Cottrell, Tough Questions, 32

[3] Cottrell, Tough Questions, 35

El Propósito del Gobierno[1]

Introducción:

  1. En nuestro estudio anterior vimos que al menos uno puede entender apropiadamente que la autoridad es útil para intentar tener un buen entendimiento de los asuntos morales.
    1. La autoridad final viene de Dios.
    2. Dios ha decidido lo que es moral y lo que es inmoral; lo que es correcto e incorrecto. Él no lo ha dejado a nuestra decisión.
    3. Dios ha delegado a ciertos humanos (esferas) para tener autoridad.
      1. La familia
      2. La iglesia
      3. El Estado
  2. En esta lección consideraremos la esfera del estado y su propósito en esta tierra.
    1. ¿Es la pena capital moral o inmoral? (Tres predicadores estaban discutiendo el castigo de la pena capital y dos estaban en contra de ellas y uno defendía la práctica. Los dos argumentaban el punto de vista que Dios condena el asesinato, el tercero argumentaba desde el punto de vista que la pena capital no era asesinato sino justicia. Los dos argumentaban que solo Dios tenía el derecho de juzgar y tomar la vida de una persona. El tercero argumentaba que Dios delegado (ordenado) al gobierno para actuar por Él en cuanto a haciendo cumplir la ley y castigando a los infractores. ¿Hubo un acuerdo entre los tres? Tristemente, no.)
    2. ¿La participación en la Guerra correcto o incorrecto?
    3. ¿Debemos pagar impuestos si sabemos que el dinero está siendo usado para formar un sistema de defensa nacional que se empleará en la guerra y en el asesinato de personas?
    4. ¿Por quién debemos votar en las elecciones locales, estatales y nacionales?
  3. Hay preguntas importantes y controversiales.
    1. Los cristianos con frecuencia están en desacuerdo sobre las respuestas, algunos muy apasionados en sus puntos de vista.
    2. Más a menudo entonces los no cristianos forman una opinión y cierran su mente a todo lo que es diferente. Esto es tan malo debido a que esta actitud prevalece también en su punto de vista religioso, citando que las opiniones opuestas son sostenidas por los ignorantes y menos fieles.
  4. ¿Por qué hay tanta controversia y confusión?
    1. Alguien llega a estar tan frustrado que deciden no votar y no ser parte del gobierno local.
    2. La razón del por qué hay mucha confusión sobre este asunto es debido a la falta de entendimiento apropiado sobre el propósito del gobierno.
    3. c.     ¡El propósito del gobierno es la clave!
    4. ¿Quién instituyó todo gobierno humano?
      1. ¿Los humanos somos tan sabios que lo inventamos fuera de lo que necesitan los humanos en lugar de mantener el orden y tener un sistema de impuestos?
      2. ¿O Dios inventó el gobierno humano para el orden y protección humana?
      3. Dios ordenó el gobierno humano (Romanos 13:1).
        1. Él ha hecho así por una razón específica.
        2. Esa razón es encontrada en las Escrituras. De allí la necesidad que leamos las Escrituras y la aceptemos como es revelada en la mente de Dios.
  5. ¡La religión y la política no se mezclan!
    1. “Hay dos cosas que nunca debemos discutir: la religión y la política.” Esta es una actitud equivocada.
    2. En realidad, los cristianos deben vivir en total y completo compromiso hacia Dios. Y, puesto que Dios instituyó el gobierno humano el cristiano debe permitir la influencia de Dios en nuestros:
      1. Punto de vista religioso,
      2. Punto de vista político,
      3. Punto de vista económico,
      4. Punto de vista educativo,
      5. Punto de vista familiar, y
      6. Punto de vista profesional.
    3. No debemos suponer las opiniones formuladas sobre algún aspecto de la vida y de la moralidad bajo el cual hemos examinado lo que la Biblia ha dicho sobre ello. Con estas cosas en mente debemos ver lo que la Biblia tiene que decir sobre el gobierno humano y su propósito.
  6. Tres principales referencias escriturales que serán usadas para entender el propósito del gobierno:
    1. Romanos 13,
    2. 1 de Pedro 2:13-14,
    3. 1 de Timoteo 2:1-4.

 

Discusión:

 

  1. ¿Qué dice la Biblia?
    1. Romanos 13:1, “Sométase toda persona a las autoridades superiores.”
      1. Hablando sobre el gobierno civil.
        1. Los legisladores, representantes, concejales, y las leyes que ellos emiten.
        2. También, los ejecutores de la ley, los soldados, los policías, los jueces (los títulos y los nombres son diferentes en otros países.
    2. Dios estableció el gobierno civil; Romanos 13:1, “Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas.
      1. No significa que Dios “elije” a cada rey, presidente, alguacil, alcalde, etc.
      2. Significa que cada tipo de gobierno legítimo ha sido instituido por Dios, incluyendo a la autoridad civil.
      3. Puesto que es instituido y ordenado por Dios, Él espera que nos sometamos a él (Mateo 22:21, “Dad, pues, a César lo que es de César”)
  2. El primer pasaje clave: Romanos 13:3-5, “Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella; porque es servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo. Por lo cual es necesario estarle sujetos, no solamente por razón del castigo, sino también por causa de la conciencia.
    1. Los gobernadores civiles son llamados “ministros de Dios”.
      1. Dios ha delegado Su propia autoridad a ellos; ellos actúan por Él y en Su lugar.
      2. Es verdad que las autoridades civiles abusan con frecuencia de su autoridad y actúan contrario al propósito ordenado.
        1. En tales casos ellos no son verdaderos ministros de Dios, así como los ministros que predican falsa doctrina, no son autorizados por Dios.
        2. Es imperativo que los que están involucrados en el gobierno civil conozcan lo que se supone que ellos deben hacer.
    2. ¿Qué enseña Romanos 13?
      1. Palabras clave: temor, vengador e ira.
      2. Temor: ¿Por qué temor? El propósito primario del gobierno es causar temor en relación al comportamiento impío.
        1. El buen ciudadano no debe tener motives para temer la ley, pero el que comete iniquidades debe estar temeroso. “…Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo…Pero si haces lo malo, teme.
        2. ¿Temor de qué? El castigo judicial especificado para el comportamiento pecaminoso.
        3. Un gobierno cuyo sistema legal y judicial que golpea el temor en el corazón del criminal potencial y lo disuade de su acción vil está cumpliendo el propósito dado por Dios.
        4. Disuadir al malvado de hacer lo malo no es la respuesta complete para finalizar lo malo. Sino que, el temor es usado para la protección del bueno, los ciudadanos que están dentro de la ley.
        5. Si hacemos lo que es bueno, la autoridad civil “es servidor de Dios para tu bien.” En este caso, para el ciudadano que está dentro de la ley.
  3. Segundo pasaje clave: 1 de Timoteo 2:1-4, Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.”
    1. Debemos orar por todos los que están en autoridad. ¿Qué debemos orar que las autoridades deben cumplir?
      1. Que debemos todos vivir en una vida pacífica y tranquila, piadosa y dignificada en todos los aspectos.
      2. Debemos orar que aquellos que están en autoridad guíen de tal manera que los cristianos (podrían ser todos), mi vida, trabajo y adoración estén sin estorbo y sin amenaza de daño.
      3. Debemos también, y lo más importante, orar para que podamos predicar el evangelio sin impedimentos. Note la última parte del texto, “…el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad”
    2. Si debemos orar por estas cosas, ¿cómo debemos esperar que ellas se lleven a cabo?
      1. Por la amenaza del castigo justo y rápido contra los que hacen el mal (ver Romanos 13:3-5).
      2. Con el propósito de la disuasión efectiva del mal, el gobierno civil ha sido autorizado por Dios para castigar a los que cometen crímenes.
      3. Esto es el por qué el Señor dice que las leyes terrenales son un “servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo.” (Rom. 13:4)
  4. Tercer pasaje clave: 1 de Pedro 2:13-14, “Por causa del Señor someteos a toda institución humana, ya sea al rey, como a superior, ya a los gobernadores como por él enviados para castigo de los malhechores y alabanza de los que hacen el bien.”
    1. Puesto que el “gobernador” está actuando por Dios, es la ira y la venganza de Dios la que está actuando sobre el criminal.
    2. Dios podría hacerlo en el Juicio, pero mientras tanto la ley y el orden necesitan ser mantenidos. La protección para la gente y la predicación del evangelio sin obstáculos es necesario.
    3. Un castigo justo para un crimen cometido y disuadir a los demás del rompimiento de la ley no es el único propósito del gobierno.
    4. El gobierno es también un vengador. Esto significa que el criminal está siendo castigado debido a que él lo merecía. El castigo es una venganza, es una retribución.
    5. Debe ser notado que la venganza personal, la ira personal y el tomar la ley en sus propias manos es condenado en Mateo 5:38-39; Romanos 12:19). Ese es el papel del gobierno.
    6. La justicia es lo que está sobre todo.
      1. La justicia resume el propósito del gobierno. La justicia está preocupada con asegurar que cada persona sea tratada exactamente como se merece, ni más ni menos. Hay dos aspectos para la justicia. Los aspectos positivo y negativo.
        1. El aspecto positivo (distributiva): la protección de los derechos de la mayoría, los ciudadanos obedientes a la ley.
          1. La tarea del gobierno es asegurar la justicia para la mayoría restringiendo a los malvados restringiéndolos a ellos – ya sea por el encarcelamiento, multas, aun la muerte.
          2. El gobierno protege los derechos, no es el medio para proveernos con todo a lo que tenemos derecho. Nuestro derecho básico es vivir libre de obstáculos en la adoración a Dios y en la predicación del evangelio. (1 de Timoteo 2:1-4)
    7. El aspecto negativo (aspecto retributivo): La tarea del gobierno es ver que el culpable obtenga lo que él merece.
  5. El gobierno, cuando es visto apropiadamente no debe ser temido sino apreciado. Esta es la forma de permitirnos vivir sin obstáculos y que el evangelio sea predicado a lo largo de todo el mundo.
  6. La iglesia y el estado: confundiendo las líneas
    1. El gobierno civil tiene su propósito bíblico revelado y así también la iglesia.
      1. El  propósito para el que existe el gobierno es mantener la ley y el orden temporal, el propósito por el que la iglesia existe es proveer la salvación espiritual.
      2. El principio por el que el gobierno opera es la justicia, el principio por el que opera la iglesia es la gracia.
      3. El poder por el que el estado cumple su propósito es la fuerza, el poder de la iglesia es el amor.
      4. Hay un contraste entre la justicia y el amor.
        1. El gobierno debe ver que la justicia prevalezca.
        2. La iglesia intenta cambiar el mundo, no por la fuerza y el castigo, sino por medio del amor.
  7. La confusión se levanta cuando los papeles son invertidos y son vistos para estar en el mismo plano.
    1. Algunos cristianos piensan que el papel principal de la iglesia es establecer la justicia a través de todo el mundo. Esto es un error, éste no es el lugar de la iglesia.
    2. Otros desean el gobierno “ame” al mundo y que debe usar la teología del amor ético de Mateo 5:38-48.
    3. La principal tarea de la iglesia es enseñar al mundo por medio del evangelio sobre el amor de Dios.
    4. El propósito principal del estado es asegurar que prevalezca la justicia.
      1. El amor es mandado a la iglesia y al cristiano en lo individual.
      2. La simple razón para un gobierno civil es debido a que es la ÚNICA forma en que el malvado pueda ser contenido es por el temor y la fuerza.
    5. Cuando trabajé para el Texas Department of Criminal Justice (TYC for the youth, and Midland County Jail) tratábamos con ladrones insignificantes y con asesinos. La mayoría de los convictos no parecían ser malvados. Uno de mis empleados, y una dama entrada en años llamada “madre” (tratada por los convictos como una abuela que podrían ser sus nietos) por el personal de la cocina formado  de los delincuentes juveniles. Yo le advertí a ella y aun la amenacé en despedirla si ella continuaba tratando a los convictos de esa manera. . Ella argumentó de esta manera, “Ellos son tan jóvenes. Ellos me miran como mis nietos y no son realmente malos. Observa que hermosos se miran en sus pantalones flojos [ropa de presos].” Un día dos de estos ángeles juveniles decidieron escapar. ¿A quién piensa usted que ellos hirieron para lograr escapar? ¡Aquella que no los vio como convictos malvados sino como su propio nieto! Usted ve, cuando un convicto está un tiempo sirviendo ellos usualmente no lo miran malvado. Pero pregunte al policía que tiene el riesgo su vida y arriesga dejando a su propia familia a su familia huérfana cada día cuando él está arrestando a estos “pequeños ángeles” ya sea que ellos sean malvados o no. El amor en un nivel personal y como un mandamiento para la iglesia es que es un mandamiento debido a su obra. El estado no puede operar sobre el principio del amor y esperar restringir con éxito el pecado. Debe operar sobre el principio de la justicia.
    6. “Ahora como un oficial de la policía empiezo a encontrar a los delincuentes por primera vez como una amenaza real a mi seguridad personal y a la seguridad de nuestra sociedad. El criminal ya no tiene más la figura inofensiva sentada tela de jeans azul al otro lado de mi escritorio de prisión, una “victima” de la sociedad para ser tratada con compasión y misericordia.” Lo que él vio fueron ladrones armadas agitando pistolas; maniáticos enloquecidos amenazando a sus familias; hostiles, grupos de gentes, maldicientes, lanzando piedras; y hombres enojados balanceando tacos de billar los unos contra con los otros en salones de billar llenos de humo. “Sin importar el riesgo hacia ellos mismos, cada oficial de la policía entiende que su habilidad para respaldar la autoridad legítima  que él representa es la única cosa que permanece entre la civilización y la jungla de la anarquía.” ¡Esto es la realidad! Esto es el por qué Dios nos dio el gobierno civil. [2]
    7. ¿Cómo debemos votar?
      1. Debemos votar por el candidato cuyo punto de vista del gobierno civil viene más apegado a la enseñanza bíblica. Aquel que entiende que su responsabilidad es proteger la justicia del inocente para castigar al culpable.
        1. El como él aplica su entendimiento a los asuntos como la defensa nacional, la ley y el orden, la pena capital, el aborto, la discriminación (a la inversa o de otra forma), los impuestos, la guerra, etc.
        2. ¿El punto de vista del candidato al gobierno como un protector o como un proveedor de los derechos?
        3. ¿El candidato mira el gobierno en términos de justicia o en términos del amor y de la compasión?
  8. Los candidatos cristianos son los mejores oficiales elegidos. ¡no es necesariamente verdad!
    1. Muchos políticos cristianos tienen un punto de vista pervertido del papel del gobierno.
    2. No debemos votar por un candidato en particular SOLO porque es un cristiano. El candidato que desea gobernar para hacer lo que Dios desea hacer es el único que debería obtener nuestro voto.

Conclusión:

  1. Una nota adicional sobre los candidatos cristianos: Hace pocos años un miembro de la iglesia estaba corriendo por la nominación republicana para presidente[3]. Él no pasó de la elección primaria inicial. Muchos cristianos estaban respaldándolo y estaban molestos cuando él no llegó demasiado lejos en el proceso electoral. Pero algo que muchos cristianos ignoraban o le daban poco importancia era que este hombre había abandonado a Dios y había dejado la iglesia. Una pregunta que yo tenía era, “si él no podía ser fiel a Dios y permanecer fiel a la iglesia y a sus principios, ¿cómo podríamos esperar que él mantuviera la ley proveyera justicia? A un nivel personal: yo temía que este hombre más que yo hiciera a sus oponentes “impíos”.
  2. El papel del gobierno es proveer justicia y seguridad a sus ciudadanos. Es hacer cumplir las leyes y castigar a los infractores (Romanos 13), y proveer la libertad para que el evangelio sea predicado (1 de Timoteo 2:1-4)

El papel



[1] Format and material taken from Jack Cotrell’s book: Tough Questions (relied heavily)

[2] Professor George Kirkham, professor of criminology

[3] Fred Thompson

La Autoridad[1]

Ed Rangel

Introducción:

  1. Un sábado estaba llenando una recopilación escolar para un maestro. Mi clase iba a tener un examen en la biblioteca. Mientras veíamos como empezar el examen, el equipo de fútbol entraba caminando, a medio vestir y haciendo ruido. Ellos estaban allí para su reunión posterior al juego y para ver su juego en video. El mariscal de campo, un adolescente de 12° grado subió hacia mi y me informó que teníamos que dejar libre la Biblioteca. Yo no estaba muy contento de que el adolescente me dijera lo que yo tenía que hacer. Mientras empezábamos a salir de la Biblioteca uno de los estudiantes que estaban recopilando se quejó entre dientes para sí mismo y dijo: “¿Quién piensan ellos que son? ¿Por qué tenemos que dejar la Biblioteca para el equipo de fútbol?” El entrenador alcanzó a oír a este estudiante. El entrenador empezó a explicar a los estudiantes que estaban recopilando que él tenía la autoridad y el derecho para hacer que el estudiante hiciera lo que él deseaba. Lo que yo atestigüé ese día, y lo que los estudiantes que estaban recopilando aprendieron ese día, fue que otros tienen el derecho de decirnos qué hacer y hacerlo. Esto es lo que se llama autoridad.
  2. Autoridad- “…el derecho de decir a los demás lo que ellos deben hacer, y el derecho de hacer cumplir la conducta prescrita por medio del uso del poder (tal como la previa advertencia del castigo por un comportamiento contrario”[2]
  3. La palabra clave es derecho. Una persona tiene la autoridad sobre mí no solo debido a que es más grande, más fuerte, más listo, etc. en lugar de lo que soy, o debido a que él tiene un arma en su mano.
    1. La autoridad es una cualidad espiritual, no conectada a las cualidades de la otra persona.
    2. Podría no ser hecha correctamente en algún sentido verdadero. Un ladrón con un arma en mi cabeza tiene el poder de hacer que haga lo que él desea, pero no le da el derecho de hacerlo así.”
    3. Por otra parte, una persona podría tener el derecho pero no el poder.
      1. Mi hermano era un adulto viviendo su propia vida cuando él decidió proferir improperios en la presencia de mi madre. Mi madre era mucho más pequeña que mi hermano, era bastante más débil que él, ni se comparaba en estatura a él. Sin embargo, ella era capaz de estar firme en la silla y verlo cara a cara y disciplinarlo.
      2. Debido a lo que era ella y lo que era él (relación de madre e hijo) ella tenía el DERECHO para corregir a mi hermano.
      3. Ella no tenía la fortaleza física para doblegarlo, pero ella tenía el derecho para corregir y si era necesario, hacer cumplir las reglas.
    4. “La autoridad y la moralidad van de la mano. Hay poca necesidad de buscar las respuestas a las cuestiones éticas si alguien no entiende la naturaleza de la autoridad. La autoridad es la armazón dentro del cual se hacen las decisiones éticas y se lleva a cabo la conducta moral. Sin autoridad, el concepto total de correcto o incorrecto no tiene significado.”[3]
  1. El rechazo de la autoridad
    1. Anti-autoritarismo – el rechazo de la autoridad a favor de la autonomía
      1. Homosexualidad: La sociedad nos dice que ser homosexual es un derecho. “Todos tienen el derecho a su propia preferencia sexual.”
      2. Aborto: El movimiento de la elección propia para rechazar todas las leyes contra el aborto, refiriendo que una “mujer tiene el derecho de escoger que hacer con su propio cuerpo.”
      3. Pornografía: los libertarios defienden la pornografía y se oponen a toda censura que diga que una persona no tiene el derecho para observar o leer sin cualquier cosa que él desee.”
      4. Hay ejemplos de autonomía, el enemigo de la autoridad.
  2. Autonomía
    1. Entiendo que la autonomía en la iglesia es algo bueno, que cada iglesia tiene el derecho de gobernarse a sí misma sin la supervisión de otra iglesia, entidad, o cuerpo de personas religiosas. Esto es algo bueno, Pero note que la autonomía de la iglesia no significa que no hay una autoridad más alta. Dios es la autoridad.
    2. Autonomía – de dos palabras griegas: auto significa “por si mismo”, nomos significa “ley”. “La idea es el gobierno por sí mismo, o ser una ley para sí mismo.” Un sinónimo comúnmente usado es “LIBERTAD”.
    3. Alguien dijo en una ocasión que la autonomía es ser libre para hacer decisiones propias sobre lo que es correcto y lo que es incorrecto.
      1. Esto podría estar basado en la experiencia personal propia y no en un estándar común.
      2. La palabra de Dios es el estándar común, pero la autonomía rechaza ese estándar.
    4. La autonomía es el enemigo de la autoridad. La autonomía se opone a todo aspecto de autoridad superior. La autonomía dice que todos están en el mismo plano y que todos tienen la respuesta para sí mismos y nadie más, ni aún Dios (¡en especial Dios!)
    5. La autonomía dice que el comportamiento moral es el comportamiento que el individuo siente que es bueno y el comportamiento inmoral es el comportamiento que el individuo siente que es inmoral.
    6. ¡Si siente que es bueno entonces lo hace! – actitud
      1. Si siente que es bueno fumar marihuana, entonces lo hace.
      2. Si siente que es buena la promiscuidad sexual, entonces lo hace.
      3. etc.
    7. Los que promueven la autonomía se oponen a la autoridad, a la ley, a la obediencia y a la sumisión a la autoridad, ¡especialmente a la de Dios!
    8. Recuperación de la autoridad
      1. ¡Los cristianos deben resistir este movimiento anti-autoridad!
        1. Recuerde que la autonomía es la idea de auto gobierno y de oposición a la autoridad. Este es un ataque sobre la autoridad.: celestial y terrestre. Por medio de la propaganda de los medios de comunicación está abierta a su ataque.
        2. Los cristianos necesitan entender ciertas estructuras de autoridad, y debemos hacer el mayor esfuerzo para lograr este propósito en medio de la oposición.
  3. ¿Por qué es tan urgente la recuperación de la autoridad?
    1. ¡Debido a que nuestra libertad depende de ello!
      1. Si todo fuera bueno, sin pecado, entonces podría no ser necesaria la autoridad.
      2. Las acciones y las palabras no tendrían un efecto en la moralidad.
    2. Debido a que todos los hombres son pecadores (Rom. 3:23). Los corazones de los pecadores usualmente están llenas con:
      1. Orgullo (Prov. 16:18)
      2. Envidia(1 Ped. 2:1-2)
      3. Glotonería (Prov. 23:21).
      4. Lujuria (Mat. 5:28).
      5. Enojo (Prov. 15:1)
      6. Codicia (Ef. 4:19)
      7. Pereza (Prov. 15:19).
      8. Si todos fueran libres de hacer sus propias reglas y de hacer todo lo que él deseaba, solo el más fuerte sobreviviría, el más débil no podría.
  4. Ejemplos de una sociedad sin restricciones (autoridad):
    1. Rápido los demonios dañarían sus propias vidas y la de los demás.
    2. El industrial sería libre de contaminar el aire y el agua y dañar la vida de los demás.
    3. Los criminales robarían sin el temor del castigo.
    4. La anarquía reinaría en nuestra sociedad.
  5. La recuperación de la autoridad no es solo para nuestra comodidad y bienestar físico sino mucho más importante para nuestro bienestar espiritual.
    1. La sumisión a la autoridad es lo correcto.
    2. Dios es el Creador  y nosotros somos Su creación. Como Creador Él tiene todo el derecho de gobernarnos. Dios nos ha provisto con un número de asociaciones de autoridad dentro de las que los humanos debemos someternos los unos a los otros:
      1. El gobierno (Rom. 13).
      2. Los maestros (1 Pedro 2:18)
      3. Los padres (Ef. 6:1)
      4. El marido y la mujer (Ef. 5:22-23)
      5. En la iglesia (1 Tim. 5:17)
  6. ¡El rechazo de la autoridad es un rechazo a Dios!
    1. Gen. 1:1-Dios tiene el derecho moral de decirnos que hacer. La creación considera como pone en la perspectiva el origen de la sumisión a la autoridad. Todo gobierno existe debido a que Dios se los permitió, ellos son, ya sea que lo acepten o lo rechacen, un instrumento de Dios.
    2. Salmo 24:1, el hecho de que Dios creó todo de la nada y que le da a Él el derecho moral para gobernarnos.
    3. Salmo 100:3, No nos hicimos nosotros mismos.
    4. Si debemos aceptar que la creación fue por accidente (Big Bang) entonces no tenemos señor, ni estamos moralmente obligados a someternos a nadie.
      1. Esto es el por qué la mayoría de las personas se oponen a la autoridad y demandan completa libertad y son evolucionistas. Esta es la única manera en que ellos pueden justificar su rechazo a la autoridad.
      2. Pero, puesto que somos creación de Dios, entonces estamos por naturaleza bajo Su autoridad. La sumisión y la obediencia no son naturales, ellas son parte de nuestra esencia. Debido a que somos creación de Dios la libertad absoluta es literalmente imposible. (Aún los religiosos que promueven la teoría de que “somos libres en Cristo” deben aceptar que no somos libres de hacer lo que deseamos – entonces la libertad absoluta es imposible.
      3. La interacción de la autoridad
        1. La absoluta autoridad pertenece solo a Dios.
          1. Él determina lo que los humanos deben hacer y lo que no.
          2. Solo el Creador puede determinar lo que está bien y lo que está mal, moral o inmoral, justo o injusto.
          3. Dios impone Su voluntad sobre nosotros y no tenemos elección sino aceptarla. Somos libres de hacer ya sea lo correcto o lo incorrecto, pero no somos libres para decidir lo que está bien y lo que está mal.
  7. La autoridad divina
    1. La interrelación básica de autoridad es entre nosotros y Dios. Debemos someternos nosotros mismos a Él en todas las cosas, que es Jesús el Cristo.
      1. Col. 2:9
      2. Mateo 28:18
    2. Al llegar a ser un cristiano uno acepta y confiesa a Jesús como Señor sobre nosotros. Proclamamos que Jesús es nuestra autoridad final y la aceptamos con gusto.
      1. Juan 20:28
      2. Rom. 10:9
      3. Los cristianos aceptamos que Jesús es nuestro propietario (1 Pedro 2:29.) Aceptamos que Jesús es nuestro Señor y que somos Sus siervos. Aceptamos Sus instrucciones y la definición de lo que es recto y de lo que no es incorrecta. Aceptamos también como Él define la justicia y no como la definimos nosotros.
    3. Esto hace que INDISPENSABLE la Palabra de Dios (2 Tim. 3:16).
  8. Mayordomos de la autoridad
    1. Dios ha delegado Su autoridad a la gente. Esto no significa que la gente tiene el derecho de decidir lo que correcto y lo que es incorrecto, sino que significa que la gente tiene el derecho de enseñar, aplicar y requerir obediencia a Su Palabra.
    2. Dios ha establecido tres esferas de autoridad: familia, iglesia y estado.
      1. Familia: Dios ha señalado a los padres para actuar por Él en la instrucción de sus hijos en el camino de la justicia.
        1. Debut. 6:4-9
        2. Ef. 6:1
      2. Iglesia: Los ancianos de cada iglesia local han sido señalados para gobernar, guiar y aconsejar dentro del alcance de las Escrituras. La congregación tiene la obligación de someterse (Hebreos 13:17).
      3. Estado: Romanos 13:1

Conclusión:

  1. Una sociedad sin autoridad y en completajnkm libertad es una sociedad que ha rechazado a Dios como Creador.
  2. No hay tal cosa de la libertad absoluta.
  3. A todos se nos requiere someternos a la autoridad, a la familia, a la iglesia y al estado porque Dios ha delegado Su autoridad a ellos.


[1] Relied heavily on Cotrell’s book:Tough Questions

[2] Cottrell, Jack:Tough Biblical Answers, part two, page 8

[3] Ibid