La pornografía hoy es más accesible que nunca.  Antes uno tenía que comprar la pornografía en tiendas, en público.  Ahora cualquier persona con acceso al internet puede participar de ello.  Niños, padres, y aun abuelos son víctimas de esta adicción.  Es más, la adicción no es para los hombres, sino que las mujeres también sufren de esta adicción.  Ojalá este estudio nos ayude a combatir y vencer los pecados secretos.

 

Download (DOCX, 145KB)

Introducción:

  1. “Soy tentado…”
    1. Nuestro cuerpo es el gran campo de batalla en donde luchamos en contra del Tentador (Efesios 6:10-17; 2 Corintios 10:3-5).
      1. Satanás trata de apelar a nuestros deseos por medio de uno de tres avenidas de la tentación (1 Juan 2:16).
        1. “Los deseos de los ojos”
        2. “Los deseos de la carne”
        3. “la arrogancia de la vida”
      2. Siempre tiene la misma estrategia.
        1. Así es como se le acercó a Eva (Génesis 3:1-6).Tentación
        2. Así es como se le acercó a David (2 Samuel 11:1-17).
        3. Así es como se le acercó a Jesús ( Mateo 4:1-11)
    2. Todo ser humano está involucrado en esta guerra de la carne (Santiago 1:14).
      1. Todos son tentados (1 Corintios 10:13)
      2. Es más, no hay quien no haya sido herido (Romanos 2:23; Eclesiastés 7:20).
      3. La muerte espiritual resultó porque el humano cedió a la tentación (Romanos 8:5-6; Santiago 1:15; Ezequiel 18:4, 20; 1 Timoteo 5:6).
      4. Y como resultado estamos en necesidad de un Salvador (Romanos 7:5, 9, 14-17, 24-25)
    3. Este conflicto no se acaba cuando somos redimidos (Santiago 1:2, 12-13).
      1. El Cristiano es severamente probado por Satanás (1 Pedro 5:1-8)
      2. Jesús fue un hombre justo y tentado (1 Pedro 1:22).
  1. ¿Cómo resisto la tentación?
    1. Aunque es cierto que todos somos tentados, no es necesario que resulte en pecado (Santiago 1:15; 1 John 3:4; 2:1, 16-17; 1 Corintios 10:12).
      1. Hay manera de escapar la tentación (1 Corintios 10:13).
      2. Jesús nos manda a que resista la tentación y que no pequemos (1 Juan 2:1).
    2. Lo que necesitamos aprender es cómo resistir la tentación y no pecar (1 Juan 2:1).
      1. Algunos tienen la noción de que el pecado es inevitable en nuestras vidas.
      2. No se discute que seremos perfectos, es decir, sin pecados (1 Juan 1:8, 10).
      3. Sin embargo, lo que sí mantiene en esta lección es que no tenemos que rendirnos a la tentación, y adoptar la actitud que “Dios me hizo débil y, ¿qué espera de mi?”

Discusión:

(Cuando soy tentado…)

  1. Recuerdo que el diablo puede ser resistido
    1. El diablo no es un “Dios” malvado.
      1. Él no es omnisciente.
      2. Él no es omnipresente.
      3. Él no es omnipotente.
      4. Él no es eterno.
    2. El diablo puede ser resistido (Santiago 4:7; Efesios 4:27; 6:11; 1 Pedro 5:8-9).
    3. Sus artilugios ingeniosos no son un secreto (2 Corintios 2:11; 11:13-15).
  2. Recuerdo que soy un hombre creado en la imagen de Dios
    1. Según Génesis 1:26 esa imagen es en el hombre interior
    2. ¿Qué implica eso?
      1. Intelecto o razón
      2. Voluntad o libre albedrío
      3. Moralidad, el conocimiento entre e bien y el mal
    3. Mi naturaleza no es corrupta (Eclesiastés 7:29; 1 Juan 2:1; 1 Corintios 15:34).
    4. La voluntad de Dios no está más allá de mi capacidad hacerla
      1. Podemos entenderla (Efesios 3:4; 5:17; Juan 7:17).
      2. Podemos hacerla (1 Juan 5:3).
      3. El asunto es, ¿Lo haremos? (Juan 7:17)
  1. Recuerdo escrituras bíblicas relacionadas con la tentación en particular
    1. El ejemplo de Cristo (Mateo 4:4, 7, 10).
      1. Jesús es mi ejemplo cuando soy tentado (1 Pedro 2:21-22; 1 Juan 2:6).
      2. Sus métodos han sido probados (1 Pedro 2:22; Hebreos 4:15).
    2. El secreto a este éxito es el estudio bíblico (Salmos 119:11).
      1. Estudio  bíblico elimina la ignorancia (Juan 8:32).
      2. Estudio bíblico nos trae sabiduría (Proverbios 1:1-4).
      3. Estudio bíblico forja el carácter (Hebreos 4:12).
    3. Escritura relacionada a las tentaciones comunes.
      1. Hacer una lista de referencias bíblicas que se aplican a su gran pecado y cométalas a la memoria.
      2. Aplíquelos a diario en su vida, experiencias, recítelos, etc.
  1. Reflexiono en la ofrenda que hizo Jesús
    1. Lo recuerdo en la última cena (Juan 13:1-38; Mateo 26:20-35).
    2. Lo recuerdo en Getsemaní (Mateo 26:36-56; Marcos 14:32-50).
    3. Lo recuerdo cuando los falsos lo acusaron en el tribunal (Mateo 26:57-68; Mark 15:1ff; Lucas 23:6-12)
    4. Lo recuerdo en la cruz (Mateo 27:32-38; Marcos 15:21-41; Lucas 23:38).
  1. Oro por rescate
    1. Cuando Jesús fue tentado Él oró (Lucas 6:11-12; Mateo 26:36-44).
    2. Jesús nos enseñó como orar para ser rescatados (Mateo 6:13).
    3. Dios responderá a nuestras peticiones (1 Corintios 10:13; Santiago 1:13).
  2. Re-evalúo el patrón en mi vida (cómo vivo mi vida)
    1. Muchas veces las tentaciones nos vienen porque no caminamos circunspectos.
      1. Andamos con mala gente (Proverbios 1:10).
      2. Nuestros ojos ven cosas inapropiadas (Job 31:1).
        1. Películas marcadas “R”.
        2. Pornografía.
        3. Leyendo libros, novelas, revistas con mensajes pecaminosos.
        4. Los deseos de los ojos…
      3. Nuestras prioridades están desordenadas (Mateo 6:33)
      4. No estamos en donde debemos estar (2 Samuel 11:2).
    2. Jesús nos enseñó a velar y orar.
      1. Unos oran después que han corrido hacia la tentación y la han abrazado.
      2. Ejemplos bíblicos de velar:
        1. José huyó (Génesis 39:12).
        2. A Timoteo se le dijo a que huyera (2 Timoteo 2:22).
        3. A los corintios también se les amonestó lo mismo (1 Corintios 6:18).
        4. Lo mismo a los Romanos (Romanos 13:14).
    3. Muchos de nuestros problemas surgen porque nunca aprendemos cómo romper esas tentaciones, asociaciones, actividades y pasatiempos que dan lugar a la tentación.

Conclusión:

  1. La tentación es es una experiencia común del hombre.
    1. Pero no necesita resultar en pecado.
    2. Pero, necesitamos enfrentarla y resistirla.
  2. ¿Cómo lograr esto?
    1. Recuerdo que el diablo puede ser resistido.
    2. Recuerdo que he sido creado en la imagen de Dios.
    3. Traigo a mente escrituras bíblicas relacionadas con las tentaciones en particular.
    4. Reflexiono en la ofrenda que hizo Jesús.
    5. Oro para que Dios me rescate de la tentación.
    6. Re-evalúo el patrón en mi vida.

 

Cuando soy tentado.. (WORD)

Cuando soy tentado.. (PDF)