Este sermón fue grabado en el 28 de abril, 1978, en la ciudad de Corpus Christi, Texas. Debe tomar en cuenta que en esos años los que visitaban la iglesia acostumbraban de llevar sus grabadoras de cinta.  Hermanos acercaban las grabadoras los más cerca posible al púlpito.  Unos grababan desde sus bancas.  El audio casi nunca era muy nítido, como el que está aquí.  Esos eran años de fervor, ánimo y cuando los edificios se llenaban para escuchar el evangelio, no importando quien lo predicara mientras que fuese bíblico.  Les dejo un sermón por Bill Reeves, grabado el 28 de abril, 1978.