Introducción:

  1. El cielo: ¡Está muy lejos para alcanzarlo!
    1. Nadie puede obtener este lugar eterno.
    2. Es más, justamente merecemos la ira de Dios del infierno (2 Pedro 3:10)
    3. Deberíamos estremecer con solo pensar en Su ira.
  2. Por medio de Su misericordia infinita, sin embargo, tenemos la esperanza del cielo en Cristo Jesús. (2 Pedro 3:11-13)
    1. En vez de anticipar la ira de Dios podemos anticipar el cielo. Tenemos la esperanza.
    2. Esta esperanza es nuestra ancla a caminar en comunión con Dios.
  3. En esta lección vamos a notar dos puntos fundamentales:
    1. Cómo recibimos la esperanza de ir al cielo
    2. La esperanza que nos sirve como un ancla en la vida

Discusión:

I.         Recibiendo la esperanza

  1. Son Buenas Nuevas al realizar que no alcanzamos la gloria de Dios (Efesios 2:11-12, Romanos 3:23).
  2. Nadia buscaría genuinamente por la salvación en Cristo sin reconocer esta verdad de que no alcanzamos la gloria de Dios.
  3. Lo que hacen las Buenas Nuevas buenas es el hecho de que Dios provee una vía de escape de esta ira venidera: esto es lo que nos da la esperanza (Rom. 7:23-24).
  4. Por medio la las Buenas Nuevas podemos aprender que nuestro Dios es fiel para guardar su promesa de salvarnos (Romanos 7:23-24).
  5. Su promesa es para todos aquellos que creen en Su Hijo, Jesucristo (Marcos 16:16).
  6. Su promesa es para todos aquellos que ponen su confianza en Él (Tito 3:4-7).

II.         Nuestra ancla de esperanza

  1. Las promesas de Dios llegan a ser nuestra ancla de esperanza.
  2. Vivimos como peregrinos en este mundo sabiendo que es imposible para que Dios mienta, dándonos la esperanza de la vida eterna (2 Pedro 3:14-15; Tito 1:1-3).
  3. Esta esperanza nos en el camino de Dios, no nos permite alejarnos de Su camino (Tito 3:8).
  4. La esperanza nos ayuda tratar con las dificultades de la vida.
  5. Sabiendo las promesas de Dios de la vida eterna, nuestra esperanza es hecha completa mientras crecemos en a imagen de Su Hijo.
  6. Cuando nos enfrentemos con dudas es nuestra esperanza de la vida eterna que nos mantiene firmes y no caer en apostasía.

Conclusión:

  1. Dios ha prometido mucho a los que ponen su confianza y esperanza en Él. Esa es la fuerza que nos convierte.
  2. Que su vida esté llena de la confianza de la vida eterna en los cielos.
  3. Plan de salvación.

Esperanza del cielo

 Introducción:

  1. La Biblia presenta varias figuras para describir al discípulo de Cristo. En esa lección concentrares en el atleta de Dios.
  2. Un atleta tiene que hacer todo a un lado para ganar la carrera (1 Cor. 9:25)

I.     El estorbo: No puedo entender

  1. Esta excusa se usa mucho hoy, especialmente porque hay tanta división religiosa (1 Cor. 2:14, 16)
  2. Todo se puede entender cuando hay n corazón abierto y una buena voluntad. Hay hermanos que a un tiempo no podíamos leer ni escribir el español pero ahora sí. Sí se puede entender. (Efesios 3:4)

II.     El estorbo: Los mandamientos son muy difíciles

  1. Existen personas que piensan que la voluntad de Dios es muy difícil de entender y cumplir.
  2. ¿Qué clase de Dios daría una ley que sería muy difícil de obedecer? (Génesis 22:1-10; 1 Juan 5:3)

III.     El estorbo: Tengo que ser popular para ser reconocido

  1. El diccionario dice fama o renombre Esto preocupa a muchos, especialmente a los jóvenes.
  2. Dicen, “¿Qué dirán mis amigos si no tomo un poco, si no voy a los bailes, si no hago lo que ellos hacen?” (Daniel 3:14-18; Hebreos 11:24; Juan 6:14-15)

IV.     El estorbo: El mundo es muy atractivo

  1. Es cierto que el mundo está lleno de tentaciones y ofrece toda clase de pecado, pero tenemos que hacernos fuertes y vencer cualquier vicio o pecado (Daniel 1:8).
  2. Cristo mismo venció al diablo cuando fue llevado al desierto. Él fue tentado igual que nosotros (Hebreos 2:14).

V.     El estorbo: Soy muy joven o viejo

  1. Cuando uno llega a una edad que puede comprender y saber o bueno y lo malo, ya es tiempo de comenzar a meditar en la voluntad de Dios.
  2. A Dios no le podemos engañar. Él conoce nuestra capacidad mental y nuestros corazones (Apocalipsis 20:12).

VI.     El estorbo: Mis parientes me impiden

  1. Es triste que muchos todavía no hemos aprendido o aceptado que Dios viene ante todo (Mateo 10:34-38).
  2. Cristo mismo puso la voluntad de Su Padre celestial antes que la de sus padres terrenales (Lucas 2:41-50).
  3. el estorbo: Es muy inconveniente
  4. El diccionario Velázquez dice, no muy cómodo, molestia, fastidiosa. ¿Cuántos dicen, “Vivo muy lejos, no tengo auto, tengo muchos niños, no tengo dinero, etc.?”
  5. Veamos el caso del Eunuco (Hechos 8”27).
  6. Es estorbo: Es mucho trabajo
  7. Existe mucha gente que no se acerca a Dios por temor de ser puestos a trabajar.
  8. El Reino o la Iglesia es un lugar de trabajo (Mateo 20:1-7).

IX.     El estorbo: Son muchos los sufrimientos

  1. A veces los cristianos nos quejamos cuando sufrimos por Cristo (1 Pedro 5:9).
  2. Pero veamos el ejemplo que Pablo nos deja (2 Corintios 11:23-28).
  3. Recordemos lo que dice nuestro texto original (Hebreos 12:2).

Conclusión: Estimado visita o hermano, no deje que estos estorbos le impidan llegar al cielo (Filipenses 3:13-14; 2 Timoteo 4:7-8; 1 Corintios 9:26-27)

-Ismael Rangel-

Actualizado por Ed Rangel 06/2014

Cosas que estorban al atleta en su carrera al cielo

(EL DIABLO FALLO)

(Gen 3.1 -19)

Introducción:

El diablo es nuestro enemigo

Muchos piensan que el diablo es muy poderoso

 

El no pudo detener el nacimiento de Jesús

Gal 4.4-5 “Pero cuando vino la plenitud del tiempo, Dios envió a su Hijo,”

Mat 1.18-23 “Y el nacimiento de Jesucristo fue como sigue.”

 

El no pudo matarlo cuando era niño

Mat 2. “mandó matar a todos los niños que había en Belén”

Apo 12 “Y la mujer huyó al desierto, donde tenía* un lugar preparado por Dios, para ser sustentada allí, por mil doscientos sesenta días.”

No pudo hacer pecar a Jesús Mat 4.1-11

“Escrito esta:”

“No solo de pan vive el hombre”

“No pondrás al Señor a prueba”

“Al Señor tu Dios adoraras”

El no pudo evitar que Jesús predicara

Luc 4.29-30  “Pero El, pasando por en medio de ellos, se fue.”

Mar 2.2 “Y se reunieron muchos, tanto que ya no había lugar ni aun a la puerta; y El les exponía la palabra.”

No pudo evitar el sacrificio de Cristo

Heb 10:10  “Por esta voluntad hemos sido santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo ofrecida de una vez para siempre.”

Efe 2:13  “Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros, que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido acercados por la sangre de Cristo.”

No pudo evitar que Jesús fuese levantado de entre los muertos

Mat 27.62-65  “Por eso, ordena que el sepulcro quede asegurado hasta el tercer día, no sea que vengan sus discípulos, se lo roben, y digan al pueblo: “Ha resucitado de entre los muertos”; y el último engaño será peor que el primero.”

v.66  “Y fueron y aseguraron el sepulcro; y además de poner la guardia, sellaron la piedra.”

 

No pudo evitar que la iglesia fuera establecida

Hech 2. 40-47

Hech 8.1-4

No puede evitar que él venga de nuevo

Hech 1.9-11

1Tes 4.13-18

Ro 8.35-39

El diablo no puede salvarse a si mismo

Apo 20.10-15

Heb 2.14-15

 

Con él estaremos, si no hacemos la voluntad de Dios

Apo 20:15  “Y el que no se encontraba inscrito en el libro de la vida fue arrojado al lago de fuego.”