“EL LIBRO DE APOCALIPSIS”

 

Capítulo Diecisiete

 

OBJETIVOS EN EL ESTUDIO DE ESTE CAPÍTULO

 

1) Apreciar la importancia de este capítulo en la interpretación del

libro de Apocalipsis

 

2) Notar la importancia del hecho de que “no es” cuando fue dado el

Apocalipsis

 

3) Averiguar la identidad de la gran ramera y de la bestia escarlata

 

RESÚMEN

 

Este es el capítulo clave, porque es explicado el misterio de la gran ramera y de la bestia, y el entendimiento de alguien sobre este capítulo afectará su interpretación del resto del libro.

 

Juan es llevado al desierto donde se le muestra a “Babilonia” la gran ramera, con la que han fornicado los reyes de la tierra y los moradores de la tierra han sido embriagados con el vino de su fornicación. Ella está sentada sobre una bestia escarlata con siete cabezas y diez cuernos. Está vestida de púrpura y escarlata, adornada con oro, piedras preciosas y perlas. En su mano está un cáliz de oro lleno de la abominaciones y de la inmundicia de su fornicación. En su frente está escrito:

 

MISTERIO:

BABILONIA LA GRANDE,

LA MADRE DE LAS RAMERAS

Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA

Se ve a la mujer ebria de la sangre de los santos (¿los santos del Antiguo Testamento?) y de la sangre de los mártires de Jesús, Juan quedó asombrado con gran asombro (16).

 

El ángel procede entonces a decir a Juan el misterio de la mujer y de la bestia que la lleva. Empieza primero con la bestia, descrita como una que “era, y no es; y está para subir” (NASB). Esta bestia subirá del abismo (ver Apoc 11:7) y va a perdición (ver Apoc 19:20). Las siete cabezas de la bestia representan siete montes sobre los cuales se sienta la mujer. Hay siete reyes, cinco de los cuales han caído, uno es, y el otro aún no ha venido. La bestia es descrita entonces como el octavo rey, es de entre los siete. Los diez cuernos representan diez reyes que dan su poder y autoridad a la bestia, haciendo guerra contra el Cordero, y eventualmente se vuelven contra la ramera. La ramera es descrita al final como la “gran ciudad” (ver Apoc 11:8; 14:8; 16:19) que reina sobre los reyes de la tierra (718).

 

Como es indicado en la introducción, mi entendimiento de este libro pone atención al hecho de que a Juan le es dada esta revelación en un tiempo cuando la bestia “no es” (Apoc 17:8,11). Ya sea una u otra explicación que alguien de sobre la bestia, ¡esta no existía en el tiempo del Apocalipsis! Había existido, y estaba por venir, pero en el tiempo de Juan fue mostrada la visión, “no es”.

 

Una explicación plausible es que los siete (en ese momento ocho) reyes, representan a los emperadores romanos, empezando con Augusto. Esto haría de Nerón el quinto rey, quien murió en el 68 d.C. dejando al imperio en el disturbio y podría ser la “herida mortal” referida en Apoc 13:3,12,14. Descartando a Galba, Otto, y Vitelius cuyos reinos insignificantes fueron de corta duración durante el disturbio, el sexto rey (“el que es”) sería Vespasiano quien restauró el orden al imperio. Esto haría de Tito el séptimo emperador y a Domiciano el Octavo. La bestia que “era, y no es; y está para subir” describe entonces a la persecución del emperador romano, visto primero en la persona de Nerón (la bestia que “era”) y más tarde en la persona de Domiciano (la bestia que “subirá”). Los “diez reyes” que dieron su poder y autoridad a la bestia parecen ser los reyes vasallos que sostuvieron al emperador en tiempos de persecución.

 

La identificación de la ramera es aun una pregunta abierta en mi propia mente. Podríamos entenderla como la representación de el espíritu comercial e inmoral de Roma (no la ciudad literal por si misma, porque nunca fue destruida como es descrito en los capítulos posteriores) la que fue instrumento en la oposición al pueblo de Dios. Hay mucho que decir sobre este punto de vista. Apoc 17:2,18; 18:3,9,11 parece ser ajustada por cierto a Roma.

 

Sin embargo, yo me inclino hacia el punto de vista de que la ramera representa a Jerusalén, con frecuencia apoyando al imperio romano en la persecución de la iglesia, pero después destruida ella misma por Roma en el 70 d.C. Es interesante comparar versículos tales como Apoc 17:6; 18:20,24; 19:2 con las declaraciones de Jesús en Mt 23:31-39. Como fue profetizado por Jesús tanto en Mateo como en Apocalipsis, Dios iba a vengar a Sus apóstoles y a Sus profetas en esta ciudad “que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados” (Apoc 18:20; Mt 23:37).

 

En tanto que la identidad de la bestia, de los reyes, y de la ramera pudiera no estar clara en la mente de algunos, el resultado del conflicto descrito en este capítulo es cierto. ¿En qué forma podría ser descrito el tema del libro? Hemos dicho que:

 

“Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque Él es

   Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con Él son llamados y

   elegidos y fieles.” (Apoc 17:14)

 

¡Son por cierto palabras de consuelo para los cristianos de la iglesia primitiva que fueron perseguidos tanto por el emperador romano y por la Jerusalén incrédula!

 

BOSQUEJO

 

I. LA MUJER ESCARLATA Y LA BESTIA ESCARLATA (1-6)

 

   A. JUAN ES ABORDADO POR UN ÁNGEL (1-2)

1. Uno de los siete ángeles que tenían las siete copas

2. Se ofrece al mostrarle el juicio de la gran ramera

a. La cual está sentada sobre muchas aguas

b. Con la cual han fornicado los reyes de la tierra

c. Con la cual los moradores de la tierra se han embriagado con

el vino de su fornicación

 

 

B. SE LE MUESTRA A JUAN LA MUJER ESCARLATA SOBRE LA BESTIA ESCARLATA

(3-6)

1. Es llevado por el ángel en el Espíritu al desierto

2. Allí ve a una mujer sentada sobre una bestia escarlata

a. La bestia escarlata

1) Llena de nombres de blasfemia

2) Que tiene siete cabezas y diez cuernos

b. La mujer

1) Vestida de púrpura y escarlata

2) Adornada de oro de piedras preciosas y de perlas

3) En su mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la

inmundicia de su fornicación

4) En su frente un nombre escrito:

a) MISTERIO

b) BABILONIA LA GRANDE

c) LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA

TIERRA

5) Ebria de:

a) La sangre de los santos

b) La sangre de los mártires de Jesús

3. Él quedó asombrado con gran asombro

 

II. EL MISTERIO DE LA MUJER Y DE LA BESTIA EXPLICADO (7-18)

 

A. EL ÁNGEL OFRECE EXPLICAR EL MISTERIO (7)

1. Le pregunta a Juan por qué está asombrado

2. Le dice que le dirá el misterio

a. De la mujer

b. De la bestia con las siete cabezas y los diez cuernos que la

trae

 

B. LA BESTIA EXPLICADA (8-14)

1. La bestia que vio Juan:

a. Era, y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición

b. Y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no

están escritos desde la fundación del mundo en el libro de

la vida, se asombrarán viendo a la bestia

2. Para la mente que tenga sabiduría:

a. Las siete cabezas son siete montes sobre los cuales se

sienta la mujer

b. También hay siete reyes

1) Cinco han caído, uno es, y el otro aun no ha venido

2) Cuando venga el séptimo, es necesario que dure breve

tiempo

c. La bestia que era, y no es, es también el octavo

1) Es de entre los siete

2) Va a la perdición (destrucción)

d. Los diez cuernos son diez reyes

1) Que aún no han recibido reino

2) Pero por una hora recibirán autoridad juntamente con la

bestia

3) Tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y

autoridad a la bestia

e. Estos pelearán con el Cordero, y el Cordero los vencerá

1) Porque Él es Señor de señores y Rey de reyes

2) Los que están con Él son llamados y elegidos y fieles

 

C. LA MUJER EXPLICADA (15-18)

1. Las aguas donde la ramera se sienta, son pueblos, muchedumbres,

naciones y lenguas

2. Los diez cuernos (diez reyes) en la bestia

a. Aborrecerán a la ramera

1) La dejarán desolada y desnuda

2) Devorarán sus carnes y la quemarán con fuego

b. Porque Dios ha puesto en sus corazones el ejecutar lo que Él

quiso

1) Ponerse de acuerdo

2) Dar su reino a la bestia

— Hasta que se cumplan las palabras de Dios

3. La mujer que vio Juan es la gran ciudad que reina sobre los

reyes de la tierra

 

PREGUNTAS DE REVISIÓN PARA EL CAPÍTULO

 

1) ¿Cuáles son los puntos principales de este capítulo?

– La mujer escarlata y la bestia escarlata (1-6)

– El misterio de la mujer y de la bestia explicada (7-18)

 

2) ¿Qué le dijo el ángel a Juan que le sería mostrado? (1)

– El juicio de la gran ramera que está sentada sobre muchas aguas

 

3) ¿Cómo describe el ángel a esta mujer? (2)

– Con la cual han fornicado los reyes de la tierra

– Los moradores de la tierra se han embriagado con el vino de su

fornicación

 

4) De la descripción de la mujer como es vista por Juan (3-6)

– Sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia,

que tenía siete cabezas y diez cuernos

– Vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro de piedras

preciosas y de perlas

– Tenía en las manos un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la

inmundicia de su fornicación

– En su frente un nombre escrito: “Un misterio: BABILONIA LA GRANDE,

LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA”

– Ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de

Jesús

 

5) ¿Cuál fue la reacción de Juan al ver a la mujer? (6)

– Quedó asombrado con gran asombro

 

6) ¿Qué ofrece decirle el ángel a Juan? (7)

– El misterio de la mujer y de la bestia que la trae

 

7) ¿Cómo es descrita la bestia? (8)

– La que era, y no es; y está para subir

– Está para subir del abismo e ir a la perdición

– Los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos

desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán

viendo la bestia

 

8) ¿Qué representan las siete cabezas de la bestia? (9-10)

– Siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer

 

9) ¿Qué se dijo de los siete reyes? (10)

– Cinco de ellos han caído; uno es, y el otro aún no ha venido

– Cuando venga el séptimo rey, es necesario que dure breve tiempo

 

10) ¿Qué es dicho de la bestia que era, y no es? (11)

– Que será el octavo rey

– Que es de entre los siete

– Que va a la perdición

 

11) ¿Qué representan los diez cuernos? (12)

– Diez reyes que aún no han recibido reino

– Los cuales recibirán autoridad por una hora como reyes juntamente

con la bestia

 

12) ¿Qué más es dicho de los diez reyes y de la bestia? (13-14)

– Los reyes tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su

autoridad a la bestia

– Pelearán contra el Cordero

 

13) ¿Por qué el Cordero vencerá a la bestia y a los diez reyes? (14)

– Porque Él es el Señor de Señores y el Rey de reyes

– Los que están con Él son llamados y elegidos y fieles

 

14) ¿Qué representan las aguas sobre los que la ramera se sienta? (15)

– Son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas

 

15) ¿Qué hacen los diez cuernos a la ramera? (16)

– Aborrecen a la ramera, y la dejan desolada y desnuda; y devoran sus

carnes, y las queman con fuego

 

16) ¿Por qué hacen ellos esto? (17)

– Porque Dios ha puesto en sus corazones el ejecutar lo que Él quiso,

hasta que cumplan las palabras de Dios

 

17) ¿Cómo es descrita finalmente la mujer? (18)

– Es la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra

ApocalipsisLección 18. Capítulo Diecisiete

“EL LIBRO DE APOCALIPSIS”

 

Capítulo Trece

 

OBJETIVOS EN EL ESTUDIO DE ESTE CAPÍTULO

 

1) Notar las dos “bestias” que Satán usaría en hacer la guerra contra los

Santos

 

2) Ofrecer una explicación consistente con el contexto en el que fue

escrito Apocalipsis en lo que se refiere a la identificación de las

dos bestias

 

RESUMEN

 

Este capítulo revela a dos representantes del dragón (Satanás) que usaría en la realización de su guerra contra el pueblo de Dios.

 

La primera es la bestia del mar. Descrita por Juan como teniendo siete cabezas y diez cuernos, había diez diademas sobre sus cabezas y sobre sus cabezas un nombre blasfemo. La bestia era como un leopardo, con pies como de oso y una boca como de león. Una de las cabezas de la bestia apareció con una herida mortal, pero fue sanada. El dragón dio su poder a esta bestia, su trono, y gran autoridad, y todo el mundo se maravilló y adoró a la bestia. Se le dio una boca que hablaba grandes cosas y blasfemias contra Dios, de Su nombre, de Su tabernáculo, y de los que moran en el cielo, a la bestia también se le fue dado hacer guerra contra los santos por cuarenta y dos meses. Todos los moradores de la tierra la adoraron, excepto aquellos cuyos nombres estaban escritos en el libro de la vida del Cordero. Con esta descripción de la bestia y de sus actividades, Juan da una palabra de precaución a los santos (1-10).

 

Juan vio entonces a la bestia de la tierra, la cual tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero y que hablaba como un dragón. Con la misma autoridad como la primera bestia, esta segunda bestia hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia haciéndoles grandes señales. Les dice que hagan una imagen a la primera bestia, y se le permite dar poder para hacer que la imagen hable e hiciese matar a todo el que no la adorase. Esta segunda bestia también hace que todos reciban una marca en su mano derecha o en sus frentes, sin la cual ellos no podían comprar o vender. Juan agrega entonces una palabra de sabiduría, en la cual les dice a aquellos con entendimiento que calculen el número de la bestia, el cual es un número de hombre: 666 (11-18).

 

La identidad de la primera bestia del mar se hace más clara cuando llegamos al capítulo diecisiete. Estoy de acuerdo con aquellos que dicen que esta bestia del mar es el Imperio Romano, especialmente como es personificado en sus emperadores perseguidores. La bestia de la tierra podría representar el Concilio Romano, una delegación que estaba establecida en Asia Menor en donde las siete iglesias estaban localizadas para hacer cumplir la adoración al emperador en el tiempo en que fue dado el Apocalipsis (Summers).

 

El significado del 666 no debería ser desestimado, mientras Juan anima a aquellos con entendimiento a calcular el número.

Por desgracia, a través de muchas formas ingeniosas y caprichosas las personas han surgido con el número para representarlo justo sobre cualquiera (por ejemplo, Nerón, el Papa, Hitler). Manteniendo a la vista el contexto del Apocalipsis y su tiempo, el número 666 podría referirse a “Lateinos” (que en el griego puede ser calculado a 555); y a su vez apunta al gobierno Latín o del imperio Romano (SCAF, History Of The Christian Church, Vol. 1, pág. 177). Tomado más simbólicamente, el número podría simplemente significar el mal elevado a su más alto poder (Hailey, Summers) como fue el caso en emperadores como Nerón y Domiciano.

 

BOSQUEJO

 

I. LA BESTIA DEL MAR (1-10)

 

   A. LA BESTIA DESCRITA (1 -3a)

1. Vista por Juan como subiendo del mar

2. Tenía siete cabezas, diez cuernos, con diez coronas en sus

Cuernos

3. Como un leopardo con los pies como de un oso y una boca como la

de un león

4. El dragón le dio su poder, trono, y gran autoridad

5. Una de sus cabezas fue mortalmente herida, pero sanó

 

B. LA ACTIVIDAD INVOLUCRADA CON LA BESTIA (3b-8)

1. Todo el mundo se maravilló y siguió a la bestia

a. Adorando al dragón que le dio la autoridad a la bestia

b. Adorando a la bestia debido a su aparente invencibilidad

2. Lo que se le dio a la bestia

a. Una boca que habla grandes cosas y blasfemias

b. Autoridad para seguir (hacer la guerra) por cuarenta y dos

meses

3. Con esta autoridad:

a. Blasfemó contra Dios, de Su nombre, de Su tabernáculo, y de

los que moran en el cielo

b. Se le permitió hacer la guerra contra los santos y vencerlos

c. Se le fue dada autoridad sobre toda tribu, lengua, y nación

d. Todos los moradores de la tierra lo adorarían, cuyos nombres

no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero

 

C. UNA NOTA DE PRECAUCIÓN (9-10)

1. Si alguno tiene oído, oiga

2. Si alguno lleva en cautividad, va en cautividad; si alguno mata

a espada, a espada debe ser muerto

3. Aquí está la paciencia y la fe de los santos

 

II. LA BESTIA DE LA TIERRA (11-18)

 

    A. ESTA BESTIA DESCRITA (11)

1. Vista por Juan como subiendo de la tierra

2. Con dos cuernos como un cordero, pero hablando como un dragón

 

B. LA ACTIVIDAD DE ESTA BESTIA (12-17)

1. Ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de

ella

2. Ella hace que la tierra y los que habitan en ella adoren a la

primera bestia

a. Llevando a cabo grandes señales, hacienda aun descender

fuego del cielo

b. Engañando al mundo por medio de las señales

3. Le dice al mundo que haga una imagen de la primera bestia

a. A la que se le dio poder para dar aliento

b. De tal forma que la imagen podría tanto hablar como matar a

los que no la adorasen

4. Hacía que todos recibieran una marca en la mano derecha o en su

frente

a. Sin la cual nadie podría comprar o vender

b. La cual es el número de la bestia, o el número de su nombre

 

C. UNA NOTA DE SABIDURIA (18)

1. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia

2. Pues es el número de hombre: Su número es 666

 

PREGUNTAS DE REVISIÓN PARA EL CAPÍTULO

 

1) ¿Cuál es el punto principal de este capítulo?

– La bestia del mar (1-10)

– La bestia de la tierra (11-18)

 

2) ¿Qué características físicas de la bestia del mar son mencionadas por

   Juan? (1-3)

– Tenía siete cabezas, diez cuernos en los cuales están diez diademas

– En sus cabezas un nombre blasfemo

– Como un leopardo, con pies como un oso y una boca como un león

– Una de las cabezas con una herida mortal que había sido sanada

 

3) ¿Qué le dio el dragón a la bestia del mar? (2)

– Su poder, su trono, y gran autoridad

 

4) ¿Cómo respondió el mundo a la bestia del mar? (3-4)

– Se maravillaron y siguieron a la bestia

– Adoraron a la bestia

 

5) ¿Qué más se le dio a la bestia del mar? (5)

– Una boca que hablaba grandes cosas y blasfemias

– Autoridad para continuar (hacer la guerra por cuarenta y dos meses)

 

6) Cuándo abrió su boca, ¿qué blasfemó la bestia? (6)

– El nombre de Dios, Su tabernáculo, y los que habitan en el cielo

 

7) ¿Qué se le permitió a la bestia del mar? (7)

– Hacer la guerra a los santos y vencerlos

– Autoridad sobre toda tribu, lengua y nación

 

8) ¿Quién adoró a esta bestia del mar? (8)

– A todos los que moran en la tierra, con excepción de aquellos cuyos

nombres están escritos en el libro de la vida del Cordero

 

9) ¿Qué nota de precaución es dada en este punto? (9-10)

– Si alguno tiene oído, oiga

– Si alguno lleva en cautividad, va en cautividad

– Si alguno mata a espada, a espada debe ser muerto

– Aquí está la paciencia y la fe de los santos

 

10) ¿Cuáles son las características físicas de la bestia de la tierra?

    (11)

– Tenía dos cuernos como un cordero, y hablaba como un dragón

 

11) ¿Qué hizo la bestia de la tierra? (12-14)

– Ejerció toda la autoridad de la primera bestia en su presencia

– Causó que la tierra y los moradores de ella adoraran a la primera

bestia

– Realizó grandes señales, aun hizo que descendiera fuego del cielo

– Engañó a los moradores de la tierra por las señales, diciéndoles

que hagan una imagen de la primera bestia

 

12) ¿Qué se le permitió a la bestia de la tierra? (15)

– Poder para dar aliento a la imagen de la primera bestia

– Así que la imagen podría tanto hablar como causar que aquellos que

no la adoraran fueran asesinados

 

13) ¿Qué requirió la bestia de la tierra de todos los que la recibieron?

    ¿Por qué? (16-17)

– Una marca en su mano derecha o en su frente

– Así que nadie podría comprar o vender a menos que tuvieran la marca

o el hombre de la bestia, o el número de su nombre

 

14) ¿Qué nota de sabiduría es dada en este punto? (18)

– El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia

– Es el número de hombre; su número es 666

ApocalipsisLección 14. Capítulo Trece

“EL LIBRO DE APOCALIPSIS”

 

Capítulo Once

 

OBJETIVOS EN EL ESTUDIO DE ESTE CAPÍTULO

 

1) Examinar las visiones restantes en el interludio entre el sonido de la

sexta y séptima trompetas, y qué pasa cuando se toca la séptima

trompeta

 

2) Ofrecer explicaciones en relación al significado de estas visiones y

resumir lo que hemos visto en la primera mitad del libro de

Apocalipsis

 

RESUMEN

 

Tan pronto continúa el interludio entre la sexta y séptima trompeta, son vistas dos visiones más. La primera involucra al mismo Juan mientras le es dada una caña y se le dijo medir el templo de Dios, el altar, y a los que adoran en él. Se le instruyó, sin embargo, no medir el patio que está afuera del templo, porque ha sido dado a los gentiles loa cuales hollarán la ciudad santa por cuarenta y dos meses (1-2). Esta visión podría ilustrar que a pesar que la iglesia sufriría gran persecución, y pareciera ser pisoteada del exterior, su espíritu interior no sería dañado.

 

Entonces se presenta la visión de los dos testigos, la cual cae en tres secciones. Con poder profetizan 1260 días, vestidos de cilicio. Identificados como los árboles de dos olivos y los dos candeleros delante del trono de Dios, tienen el poder de devorar con el fuego de sus bocas a aquellos que desean dañarlos. Tienen también el poder de detener la lluvia durante los días de su profecía, convertir el agua en sangre, y  herir la tierra con plagas (3-6). Pero cuando su testimonio esté completo, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos y los matará. Por tres días y medio sus cuerpos estarán en la plaza de la gran ciudad que es llamada espiritualmente Sodoma y Egipto (donde Jesús fue crucificado). Aquellos que no han sido atormentados por los dos profetas se regocijarán, se alegrarán e intercambiarán regalos (7-10). Sin embargo, después de tres días y medio serían levantados para vivir y ascender a los cielos, trayendo gran temor sobre aquellos que los vieron. En la misma hora ocurriría un gran terremoto en la cual una décima parte de la ciudad caería y 7000 hombres murieron. El resto se atemorizaron y dieron gloria a Dios (11-13).

 

Los dos testigos son ciertamente un recuerdo de Moisés y de Elías, pero no creo que ellos auguren a dos personas literales. En lugar de eso, representan los testigos de la iglesia, significando con el número dos la fortaleza de su testimonio (en este caso, “dos o más testigos”). Como es sugerido por Hailey, el primer periodo podría ser la era apostólica durante la cual el testimonio no podría ser destruido. Cuando su testimonio esté completo, habrá un tiempo de persecución por parte de “la bestia” y por aquellos de “la gran ciudad” (los cuales serán identificados más tarde). Finalmente, sin embargo, los testigos (en este caso, la iglesia) saldrán victoriosos, simbolizado por su resurrección y ascensión al cielo.

 

El interludio finalizó, es tiempo para el tercer ay, y la trompeta final. En cuanto el séptimo ángel tocó la trompeta, grandes voces en el cielo decían “Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de Su cristo, y Él reinará por los siglos de los siglos” Los veinticuatro ancianos postraron entonces sus rostros y adoraron a Dios, dándole gracias por haber tomado Su gran poder y reinado. En tanto que las naciones estaban airadas, Su ira viene. Así tiene el tiempo de juzgar a los muertos, para dar galardón a Sus siervos los profetas y a los santos, y para la destrucción de aquellos que destruyen la tierra. Entonces el templo de Dios fue abierto en el cielo, con el arca del pacto en el templo, acompañado por relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo (15-19).

 

Con la séptima trompeta alcanzamos el punto culminante de la primera mitad del Apocalipsis, en el cual ha sido mostrado una vista general del conflicto. En términos generales, el conflicto entre el Cordero y Sus enemigos ha sido descrito, sin mencionar realmente quienes son aquellos enemigos. ¡Lo que ha sido acentuado es que la ira de Dios y de Su cordero está por venir! Por medio de las visiones de los siete sellos y de las siete trompetas aprendemos del arsenal en la disposición de Dios: La conquista militar, la guerra civil, el hambre, la pestilencia, las calamidades naturales, la decadencia interna y moral, la invasión externa. Así como Dios usó tales instrumentos en Su trato con las naciones en el Antiguo Testamento, así Su Hijo usaría Su poder para reinar sobre las naciones con una vara de hierro (ver 1:5; 2:27; 3:21).

 

Hemos visto también visiones diseñadas para consolar a los santos que están siendo oprimidos por sus enemigos. Dios ha tomado nota de su sufrimiento, y en tanto que la persecución podría ser su destino temporalmente, ¡la victoria será finalmente de ellos! Aun aquellos que sufren la muerte en manos de sus enemigos se les prometió la salvación y la bendición de estar en la presencia y al cuidado del Señor. Pero nada puede detener totalmente su testimonio, ¡y nada puede detener a Dios de la verdad relacionada a Su pacto con ellos!

 

BOSQUEJO

 

I. LA MEDICIÓN DEL TEMPLO DE DIOS (1-2)

 

   A. EL MANDAMIENTO DE MEDIR EL TEMPLO Y A SUS OCUPANTES (1)

1. A Juan le fue dada una caña semejante a una vara de medir

2. Se le dijo que midiera el templo de Dios, el altar, y a los que

adoran allí

 

B. EL MANDAMIENTO DE NO MEDIR EL PATIO QUE ESTÁ FUERA DEL TEMPLO (2)

1. Se le dijo no medir el patio que está fuera del templo

2. Porque ha sido dado a los gentiles, y ellos hollarán la ciudad

santa por cuarenta y dos meses

 

II. LOS DOS TESTIGOS (3-14)

 

    A. PROFETIZANDO POR 1260 DÍAS (3-6)

1. A los dos testigos se les dio el poder de profetizar, vestidos

de cilicio

2. Identificados como los dos olivos y los dos candeleros que

permanecen delante de Dios

3. Aquellos que intentan dañarlos son devorados por el fuego de

sus bocas

4. Tienen poder:

a. Para cerrar el cielo y que no caiga lluvia en los días de su

profecía

b. Para convertir el agua en sangre

c. Para herir la tierra con plagas como ellos lo deseen

 

B. MATARON Y MURIERON POR TRES DÍAS Y MEDIO (7-10)

1. Su testimonio terminó, la bestia los matará

a. La bestia que sube del abismo

b. La cual hará la guerra contra ellos, y los vencerá

2. Sus cadáveres estarán en la plaza de grande ciudad

a. Espiritualmente llamada Sodoma y Egipto

b. Donde fue crucificado nuestro Señor

3. Los pueblos, tribus, lenguas y naciones que moran en la tierra

a. Verán sus cuerpos tres días y medio

b. No se les permitirá que sean sepultados

c. Se regocijarán sobre ellos, se alegrarán, e intercambiarán

regalos, porque los dos profetas habían atormentado a

aquellos que habitan en la tierra

 

C. LEVANTADOS Y ASCENDIDOS A LOS CIELOS (11-14)

1. Después de tres días y medio, el espíritu de vida enviado por

Dios entró en ellos

2. Se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor sobre los que

los vieron

3. Una gran voz del cielo les dijo “Subid acá”

4. Ellos subieron al cielo en una nube mientras sus enemigos los

Veían

5. En esa misma hora hubo un terremoto

a. Una décima parte de la ciudad se derrumbó

b. Siete mil hombres murieron

c. El resto se atemorizó y dieron gloria al Dios del cielo

6. El segundo ay pasó; el tercer ay viene pronto

 

III. LA SÉPTIMA TROMPETA: EL REINO PROCLAMADO (15-19)

 

     A. LA VICTORIA PROCLAMADA (15)

1. El séptimo ángel tocó su trompeta y hubo grandes voces en el

Cielo

2. Que decían: “Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro

     Señor y de Su Cristo; y Él reinará por los siglos de los

     siglos”

 

     B. LOS VEINTICUATRO ANCIANOS ADORAN A DIOS (16-18)

1. Los ancianos postraron sus rostros y adoraron a Dios

2. Dando gracias al Señor Dios Todopoderoso, El que es, y que era

y que ha de venir

3. Porque Él ha tomado Su gran poder, y ha reinado

4. Las naciones estaban airadas, y su ira ha venido

5. El tiempo ha llegado

a. De juzgar a los muertos

b. De dar galardón a Sus siervos los profetas, a los santos, y

a los que tienen Su nombre

c. En que Él destruirá a los que destruyen la tierra

 

C. EL TEMPLO DE DIOS ABIERTO EN LA TIERRA (19)

1. El templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de Su

pacto fue visto en Su templo

2. Hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo

 

PREGUNTAS DE REVISIÓN PARA EL CAPÍTULO

 

1) ¿Cuáles son los puntos principales de este capítulo?

– La medición del templo de Dios (1-2)

– Los dos testigos (3-14)

– La séptima trompeta: el reino proclamado (15-19)

 

2) ¿Qué le fue dado a Juan y que le dijo que midiera? (1)

– Una caña semejante a una vara de medir; el templo de Dios, el altar,

y a los que adoran en él

 

3) ¿Qué se le dijo que dejara aparte? ¿Por qué? (2)

– El patio que está fuera del templo

– Ha sido entregado a los gentiles, y ellos hollarían la ciudad santa

cuarenta y dos meses

 

4) ¿Qué iban a hacer los dos testigos? (3)

– Profetizar por 1260 días, vestidos de silicio

 

5) ¿Cómo son identificados? (4)

– Como los dos olivos y los dos candeleros que están en pie delante de

Dios

 

6) ¿Qué les pasa a aquellos que intentan dañarlos durante este tiempo de

   profecía? (5)

– Son devorados por el fuego de sus bocas

 

7) ¿Qué poder tienen estos dos testigos? (6)

– Cerrar el cielo, a fin de que no llueva en los días de su profecía

– Convertir el agua en sangre

– Herir la tierra con toda plaga, cuantas veces quieran

 

8) ¿Qué pasará cuando ellos terminen su testimonio? (7)

– La bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, y los

vencerá y los matará

 

9) ¿Dónde yacerán sus cadáveres? (8)

– En la plaza de la grande ciudad espiritualmente llamada Sodoma y

Egipto, donde Jesús fue crucificado

 

10) ¿Qué tanto tiempo verán las gentes sus cadáveres?

– Tres y medio días

 

11) ¿Cómo reaccionarán los de la tierra a sus muertes? ¿Por qué?

– Se regocijarán, se alegrarán, y se enviarán regalos

– Porque los dos profetas los han atormentado

 

12) ¿Qué pasó a los testigos después de los tres días y medio? (11-12)

– El espíritu de vida entró en ellos, y se levantaron sobre sus pies

– Una gran voz del cielo los llamó a subir y subieron a los cielos en

una nube

 

13) ¿Qué pasó en esa misma hora? (13)

– Un gran terremoto, en el que una décima parte de la ciudad se

derrumbó y siete mil hombres murieron

– El resto se aterrorizó y dieron gloria a Dios

 

14) ¿Qué se oyó cuando el séptimo ángel sonó su trompeta? (15)

– Grandes voces en el cielo, que decían: “Los reinos del cielo han

venido a ser de nuestro Señor y de Su Cristo; y Él reinará por los

siglos de los siglos”

 

15) ¿Qué hicieron los veinticuatro ancianos? (16)

– Postraron sus rostros y adoraron a Dios

 

16) ¿Por qué dieron gracias? (17)

– El Señor Dios Todopoderoso ha tomado Su gran poder y ha reinado

 

17) Mientras se expresaban en su oración, ¿qué vino? (18)

– Su ira

– El tiempo de juzgar a los muertos

– En el que Él da galardón a Sus Siervos los profetas y a los santos

– En el que Él destruye a los que destruyen la tierra

 

18) ¿Qué fue abierto en el cielo, y qué fue visto en Él? (19)

– El templo de Dios; el arca del pacto

 

19) ¿Qué siguió entonces? (19)

– Relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo

ApocalipsisLección 12. Capítulo Once

“EL LIBRO DE APOCALIPSIS”

Introducción

ApocalipsisLección 01. Introducción

EL AUTOR: Juan, identificado como alguien “que ha dado testimonio de la palabra de Dios, y del testimonio de Jesucristo” (1:1-2). En tanto que es debatido por algunos, el más probable es el apóstol Juan, hermano de Santiago, y autor del evangelio de Juan y de tres epístolas. Su autoría de este libro es soportada por el testimonio de Justino Mártir (165 d.C.), por Clemente de Alejandría (220 d.C.), por Hipólito (236 d.C.), y Orígenes (254 d.C.).

 

LA NATURALEZA ÚNICA DE ESTE LIBRO: Apocalipsis es ciertamente diferente de los otros libros del Nuevo Testamento. Es también muy diferente de cualquier tipo de escrito que sea familiar a la mayoría de la gente hoy. Desafortunadamente, esto ha causado que algunas personas se desvíen del libro; o en otra manera, lo usen mal propagando teorías perturbadoras y fantasiosas. La mayoría de las personas concluyen que es demasiado misteriosa para entenderla. ¡Pero realmente fue escrita para hacer las cosas más claras! La palabra “apocalipsis” en el griego es apokalupsis, que significa “algo sin cubrir” o “algo sin velo.” Es entonces un libro diseñado para destapar o descubrir, no para ocultar.

 

Parte del reto en entender el libro es que está escrito en un estilo no familiar para el hombre moderno. Es un ejemplo de la llamada “literatura apocalíptica” que era bastante popular desde el 200 a.C al 200 d.C. Como tal, era un tipo de literatura bien conocida para los judíos y para los cristianos de la iglesia del primer siglo. Características de la literatura apocalíptica incluyen el uso de lenguaje altamente simbólico o figurado (ver “manifestar”, 1:1) Fue escrita normalmente en tiempos de persecución, describiendo usualmente el conflicto entre el bien y el mal.

 

Hay otros ejemplos de literatura apocalíptica en la Biblia. En el Antiguo Testamento, por ejemplo, los libros de Ezequiel, de Daniel, y de Zacarías cada uno contiene elementos de este tipo de escritos. En el Nuevo Testamento, Mateo 24 contiene elementos apocalípticos.

 

LA DIFICULTAD EN ENTENDER EL LIBRO: La iglesia primitiva probablemente no tuvo el problema de entender el libro como lo tenemos hoy. Ellos estaban bien relacionados con el estilo de la literatura apocalíptica. Estaban viviendo en un tiempo cuando los símbolos del libro probablemente les eran muy familiares (similar a como un cuadro de un burro peleando con un elefante sería entendido por nosotros como la descripción de un conflicto entre la parte Democrática y la Republicana). De hecho, creo que el libro intentó que fuera entendido originalmente por un oyente casual, como se implica por la bienaventuranza de apertura:

 

Bienaventurado el que lee, y los que oyen la palabra de esta

   profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está

   cerca. “ (1:3)

 

Este verso sugiere una base en la cual alguien está leyendo mientras otros escuchan. Estos oyentes estaban esperando entender lo suficiente para ser bendecidos por lo que ellos oyeron.

 

Nuestra dificultad con este libro se debe a nuestra poca familiaridad con la literatura apocalíptica como un método de comunicar un mensaje. También estamos muy alejados del contexto histórico y cultural del tiempo en los que los símbolos serían más fáciles de entender. Para entender apropiadamente el libro, debemos intentar conocer el contexto histórico en el que fue escrito. Debemos interpretarlo en una forma que pudiera haber tenido significado para aquellos a los que fue dirigido primero.

 

DIFERENTES PUNTOS DE VISTA PARA INTERPRETARLO: Los diferentes puntos de vista para interpretar el libro generalmente caen en cuatro categorías:

 

El punto de vista “pretérito” – El libro se refiere a eventos que

fueron cumplidos en el primer siglo d.C., o poco tiempo después. Fue

escrito primariamente a los lectores originales. Su valor para hoy

sería entonces didáctico (enseñando el valor de la fidelidad a Dios).

 

El punto de vista “histórico” – El libro provee un punto de vista

panorámico del futuro de la iglesia a través de la historia. Este

punto de vista encuentra en el libro eventos tales como el surgimiento

del catolicismo, el islam, la reforma protestante, las guerras

mundiales, etc., finalizando con el regreso de Cristo. Tales eventos

no animarían a los cristianos de ese tiempo.

 

El punto de vista “futurista” – Aparte de los primeros capítulos, el

libro describe eventos que preceden inmediatamente a la segunda venida

de Cristo. Entonces la mayor parte del libro tiene aún que ser

cumplido (o está siendo cumplido ahora), y su valor es primariamente

para los cristianos que estarán viviendo en el tiempo en que regrese

Jesús.

 

El punto de vista “idealista” – El libro no trata con ninguna

situación histórica específica. En lugar de eso, está simplemente

reforzando el principio de que el bien finalmente triunfará sobre el

mal. De tal forma el libro es aplicable a cualquier tiempo.

 

MÉTODO PREFERIDO DE INTERPRETACIÓN: Creo que una interpretación adecuada del libro incorpora algo de los cuatro puntos de vista. En mi estimación, el punto de vista “pretérito” tiene el mayor mérito por las siguientes razones:

 

El libro fue escrito a las siete iglesias en Asia (la moderna

Turquía) – 1:4

 

Su propósito era manifestar o revelar “las cosas que deben suceder

     pronto” – 1:1,3; 22:6,10

 

Juan había dicho, “No selles las palabras de la profecía de este

     libro, porque el tiempo esta cerca” – 22:10

 

Compare estos últimos dos puntos con Daniel 8:26, donde Daniel había dicho “guardar” su visión, “porque es para muchos días”. Sin embargo sabemos que su visión fue cumplida en varios cientos de años. Juan, sin embargo, estaba diciendo “no selles” lo que él había visto, “porque el tiempo está cerca”. ¿Cómo podría ser esto, si la mayor parte de Apocalipsis se refiere a lo que aun está por ocurrir aun en dos mil años posteriores? Este es un problema que veo con el punto de vista “futurista”, que pone primeramente el cumplimiento del libro miles de año hasta su cumplimiento.

 

Póngase usted mismo en la posición de aquellos cristianos en las iglesias de Asia del primer siglo. A ellos se les había dicho que las cosas descritas en el Apocalipsis “deben suceder pronto”, lo cual debía confortarlos. Pero de acuerdo al punto de vista “futurista”, ¡esto pasaría cercano a los dos mil años y mucho del libro estaba aun por ser cumplido! Esto sería como si alguien hoy escribiera que algo va a pasar pronto, ¡cuando en realidad será en el 4000 d.C. antes de que suceda! ¿Cómo un libro que describe eventos a ocurrir miles de años en el futuro consolará a aquellos que están sufriendo en el primer siglo d.C.?

 

Esto no quiere decir que no hay elementos “futuristas” en el libro. Entiendo que los capítulos 20-22 tratan con el destino final de los redimidos, lo que ha sido de gran interés y consuelo a los cristianos que sufrían en el primer siglo.

 

Mi consideración del libro, entonces, será primeramente desde el punto de vista “pretérito”, con elementos ocasionales del otro punto de vista.

 

LA FECHA DEL LIBRO: La fecha en que fue escrito el libro no está sin controversia. Cuando alguien le pone fecha al libro ciertamente tiene una importancia sobre la interpretación de alguien sobre el libro, especialmente si alguien sigue el punto de vista “pretérito”. Usualmente son propuestas dos fechas:

 

Una “fecha temprana”, alrededor del 64-68 d.C., durante el reino del

emperador romano, Nerón.

 

Una “fecha tardía”, alrededor del 95-96 d.C., durante el reinado del

emperador Domiciano.

 

La “evidencia externa” (evidencia afuera del mismo libro) no es concluyente. En apoyo de la fecha posterior, la apelación es hecha con frecuencia a la declaración de Irineo que vivió en el segundo siglo d.C. Su declaración es en cierta manera ambigua, sin embargo, y puede ser entendida de varias formas (ver Redating The New Testament, por John A.T. Robinson, para un examen detallado de la cita de Irineo).

 

En apoyo a la fecha temprana, la versión Siriaca del Nuevo Testamento (fecha anterior al segundo siglo d.C.) dice que el libro fue escrito durante el reino de Nerón. The Muratorian Fragment (170-190 d.C.) y the Monarchian Prologues (250-350 d.C.) declaran que Pablo escribió a las siete iglesias siguiendo el modelo del ejemplo de Juan en Apocalipsis, colocando el libro de Apocalipsis aun antes de algunas de las epístolas paulinas (ver Expositor’s Bible Commentary, Vol. 12; p. 406).

 

Debido a la naturaleza contradictoria de la “evidencia externa”, pongo más peso en la “evidencia interna” (evidencia dentro del mismo libro). Creo que el mismo libro sostiene una fecha del 70 d.C., antes de la destrucción de Jerusalén y durante el reino de Vespasiano. Esta evidencia incluye lo siguiente:

 

En 11:1-14 el templo, que fue demolido en Agosto del 70 d.C., estaba

aun de pie. Los que abogan por la “fecha posterior” naturalmente

entienden este pasaje de forma estrictamente figurada. Mientras que

si es figurado, la alusión a la crucifixión de nuestro Señor (11:8)

nos lleva a pensar en la Jerusalén histórica (Philip Schaff).

 

En 17:9-11, encontramos la mención de OCHO “reyes”. Si estos “reyes”

eran los emperadores de Roma, iniciando entonces con Augusto los

primeros CINCO fueron: Augusto, Tiberio, Calígula, Claudio y Nerón

(quien murió en Junio 9, 68 d.C.). Nerón murió dejando el imperio en

un disturbio. Esto podría ser la “herida mortal” en 13:3,12,14. Tres

hombres (Galba, Otho, y Vitelio) intentaron en vano consolidar el

poder sobre el imperio, pero fue Vespasiano quien restauró el orden

en el 70 d.C. Entonces, la “herida mortal” fue sanada, y Vespasiano

sería el SEXTO “rey” (o el “uno es” en 17:10) Esto haría de Tito el

SÉPTIMO emperador y a Domiciano el OCTAVO.

 

Note cuidadosamente que en 17:8,11 Juan había dicho que la bestia

“no es”. “Era”, y “no es” (ASV), pero en el tiempo que el

Apocalipsis estaba siendo dado, ¡la bestia “NO ES”! Si entendemos

(como yo lo hago) que la “bestia” representa la Roma imperial como

es personificada en sus emperadores Nerón y Domiciano, ¡entonces el

Apocalipsis NO podría haber sido escrita durante los reinos ni de

Nerón ni de Domiciano!

 

La condición de persecución que ya había sido experimentada por

aquellos en el libro es similar a la mencionada por Pedro. Él

también escribió a los cristianos en Asia Menor, solo unos pocos

años antes (ver 1 Ped 1:1). Ellos estaban teniendo una persecución

similar a la descrita en Apoc 2 & 3 (ver 1 Ped 1:6; 4:12; 5:9); en

este caso, persecución por los judíos con la ayuda de las

autoridades romanas, algo que habían estado haciendo desde los días

del primer viaje misionero de Pablo.

 

Entonces sugiero que la evidencia interna indica que el Apocalipsis fue dado durante el reino de VESPACIANO, el SEXTO emperador, mientras la “bestia no es”. Esto colocaría la fecha del libro alrededor de la primavera del 70 d.C. (como es sugerido por Philip Schaff, History Of The Church, Vol. I). En referencia a Philip Schaff, quien en un tiempo sostuvo la “fecha posterior”, encuentro la siguiente cita que es interesante:

 

“La fecha temprana es más adecuada para la naturaleza y el objeto del

   Apocalipsis, y facilita su entendimiento histórico. Cristo apuntó en

   su discurso escatológico a la destrucción de Jerusalén y a la

   precedente tribulación como la gran crisis en la historia de la

   teocracia y el tipo de juicio del mundo. Y nunca hubo un estado más

   alarmante de la sociedad.”

 

   Los horrores de la revolución francesa fue confinada a un país, pero

   la tribulación de los seis años precedentes a la destrucción de

   Jerusalén se extendió sobre la totalidad del imperio romano y abarco

   guerras y rebeliones, conflagraciones frecuentes y no usuales,

   terremotos, y hambrunas y plagas, y todo tipo de calamidades públicas

   y miserias indecibles. Parece, por cierto, que el mundo, sacudido en

   su mismo centro, estaba llegando a un cierre, y cada cristiano podría

   haber sentido que las profecías de Cristo estaban siendo cumplidas

   ante sus ojos.”

 

   Fue en esta ocasión única en la historia de la humanidad que San Juan,

   Con el fuego consumidor en Roma y el espectáculo infernal de la

   persecución Neroniana detrás de él, los terrores de la guerra de los

   judíos y el interregno romano alrededor de él, y la catástrofe de

   Jerusalén y la teocracia judía delante de él, que recibió aquellas

   visiones maravillosas de los conflictos inminentes y el triunfo final

   de la iglesia cristiana. El suyo era en verdad un libro de los tiempos

   y por los tiempos, y administraba a los hermanos perseguidos la única

   pero la suficiente y total consolación: ¡Maranata! ¡Maranata!”

 

(History of The Christian Church, Vol I, pp. 836-837)

 

EL PROPÓSITO DEL LIBRO: Su propósito es claramente establecido al inicio y al final del libro (ver 1;1,3; 22:10,16):

 

REVELAR “LAS COSAS QUE DEBEN SUCEDER PRONTO”

 

En particular, es una revelación del mismo Cristo del juicio a venir sobre aquellos que estaban persiguiendo a Su pueblo (ver 6:9-11; 16:5-7). Este juicio fue dirigido especialmente hacia dos enemigos:

 

“Babilonia, la ramera” (ver 17:6; 18:20,24; 19:2) – Muchos piensan

que la ramera es la ciudad de Roma, pero yo me inclino hacia el

punto de vista que era Jerusalén. Si es así, entonces Apocalipsis

describe el total cumplimiento de la profecía de Jesús encontrada en

Mt 23:29-39; Luc 21:20-22.

 

La “bestia” que sostiene a la ramera (ver 17:7-13) – Considero que

la bestia es el imperio Romano cuando guió la persecución por medio

de sus emperadores (por ejemplo, Nerón, Domiciano), quienes primero

apoyaron a la “ramera” en su persecución del pueblo de Dios, y

entonces se volvieron sobre ella) ver la destrucción de Jerusalén,

60 d.C.).

 

De nuevo, yo sugeriría que el propósito del libro es revelar como Cristo iba a traer el juicio sobre Jerusalén y Roma por rechazar a Dios y por la persecución sobre Su pueblo. Este juicio ocurrió con la destrucción de Jerusalén en la caída del 70 d.C., y con la terminación de la persecución por parte de Roma en el 313 d.C., cuando Constantino llegó a ser un emperador que apoyaba el cristianismo. Como es establecido por Philip Schaff:

 

“Sin duda el tenía a la vista primeramente la destrucción de Jerusalén

   y de la Roma pagana, los dos grandes enemigos del cristianismo de ese

   tiempo.”

 

En cumplimiento a este propósito el libro está diseñado para prevenir y consolar. Por los errores de los discípulos, es un libro de advertencia (“recordatorio” o más, ver 2:5,16). Por la fidelidad de los discípulos, es un libro de consuelo (“bienaventurados” son aquellos que “venzan”, ver 1:3; 2:7; 3:21; 14:13; 22:14).

 

VERSÍCULO CLAVE: Apocalipsis 17:14

 

“Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es el

   Señor de señores y el Rey de reyes; y los que están con él son

   llamados y elegidos y fieles.”

 

 

 

 

BOSQUEJO:

 

INTRODUCCIÓN (1:1-20)

1. Introducción y bendición (1-3)

2. Saludos a las siete iglesias de Asia (4-6)

3. El anuncio de la venida de Cristo (7)

4. La designación de si mismo del Señor (8)

 

I. UNA VISIÓN GENERAL DEL CONFLICTO (1:9-11:19)

 

   A. VISIÓN DE CRISTO EN MEDIO DE LOS CANDELEROS (1:9-20)

 

   B. CARTAS A LAS SIETE IGLESIAS (2:1-3:22)

1. La iglesia en Efeso (2:1-7)

2. La iglesia en Esmirna (2:8-11)

3. La iglesia en Pergamo (2:12-17)

4. La iglesia en Tiatira (2:18-29)

5. La iglesia en Sardis (3:1-6)

6. La iglesia en Filadelfia (3:7-13)

7. La iglesia en Laodicea (3:14-22)

 

C. LA ESCENA DEL TRONO (4:1-5:11)

1. Dios sobre el trono (4:1-11)

2. El Cordero digno de abrir los siete sellos (5:1-14)

 

D. LA APERTURA DE LOS SIETE SELLOS (6:1-8:1)

1. El primer sello: El caballo blanco y su jinete (8:2-6)

2. El segundo sello: El caballo rojo y su jinete (6:3-4)

3. El tercer sello: El caballo negro y su jinete (6:5-6)

4. El cuarto sello: El caballo amarillento y su jinete (s) (6:7-8)

5. El quinto sello: Los mártires debajo del altar (6:9-11)

6. El sexto sello: Los disturbios por cataclismos (6:12-17)

7. Intervalo: El sellado de los 144,000 sobre la tierra, y la gran

multitud en los cielos (7:1-17)

8. El séptimo sello: Silencio en los cielos (8:1)

 

E. EL SONIDO DE LAS SIETE TROMPETAS (8:2-11:19)

1. Siete ángeles preparan se preparan para sonar sus trompetas

(8:2-6)

2. La primera trompeta: La tercera parte de la vegetación destruida

(8:7)

3. La segunda trompeta: La tercera parte de las criaturas del mar y

de los barcos destruidos (8:8-9)

4. La tercera trompeta: La tercera parte de los ríos y de los

manantiales se vuelven amargas, mueren muchos hombres (8:10-11)

5. La cuarta trompeta: La tercera parte del sol, de la luna y de

las estrellas heridas, afectando al día y a la noche (8:12)

6. Tres calamidades anunciadas (8:13)

7. La quinta trompeta (la primera calamidad): Langostas desde el

pozo del abismo, enviadas a atormentar a los hombres (9:1-12)

8. La sexta trompeta (la segunda calamidad): Cuatro ángeles con un

ejército de doscientos millones, matando a una tercera parte de

la humanidad (9:13-21)

9. Otro intervalo (10:1-11:14)

a. El ángel y el librito (10:1-11)

b. Los dos testigos (11:1-13)

10. La séptima trompeta (la tercera calamidad): La victoria de

Cristo y Su reino proclamado (11:14-19)

 

II. UNA MIRADA CERCANA AL CONFLICTO (12:1-22:5)

 

    A. EL GRAN CONFLICTO (12:1-14:20)

1. La mujer, el niño, el dragón, y el resto de la descendencia de

la mujer (12:1-7)

2. La bestia del mar (13:1-10)

3. La bestia de la tierra (13:11-18)

4. El Cordero y los 144,000 sobre el Monte Sión (14:1-5)

5. Los mensajes de tres ángeles (14:6-13)

6. La siega de la vid de la tierra, y las uvas de la ira

(14:14-20)

 

B. LAS SIETE COPAS DE LA IRA (15:1-16:21)

1. Preludio al derramamiento de las siete copas de la ira (15:1-8)

2. La primera copa: Dolores sobre aquellos que adoraban a la

bestia y a su imagen (16:1-2)

3. La segunda copa: El mar se convierte en sangre, todas las

criaturas mueren (16:3)

4. La tercera copa: Los ríos y las fuentes de las aguas se

convierten en sangre (16:4-7)

5. La cuarta copa: Los hombres son quemados por el sol (16:8-9)

6. La quinta copa: El dolor y las tinieblas sobre la bestia y su

reino (16:10-11)

7. La sexta copa: El Éufrates secado, tres espíritus inmundos

reúnen a los reyes de la tierra para la batalla en Armagedón

(16:12-16)

8. La séptima copa: El gran terremoto, la gran ciudad dividida,

Babilonia es recordada, eventos catastróficos (16:17-21)

 

C. LA CAÍDA DE BABILONIA, LA RAMERA (17:1-19:10)

1. La mujer escarlata y la bestia escarlata (17:1-6)

2. El misterio de la mujer y de la bestia explicado (17:7-18)

3. La caída de Babilonia la grande proclamada y lamentada

(18:1-24)

4. La exaltación en los cielos sobre la caída de la gran ramera

(19:1-5)

5. El anuncio de la cena de las bodas del Cordero (19:6-10)

 

D. LA DERROTA DE LOS ENEMIGOS DEL CORDERO (19:11-20:15)

1. Cristo el guerrero victorioso y el Rey de reyes (19:11-16)

2. La bestia, sus ejércitos, y el falso profeta (la bestia de la

tierra) son derrotados (19:17-21)

3. Satanás es atado por mil años, en tanto que los mártires reinan

con Cristo (20:1-6)

4. Satanás liberado para engañar a las naciones una vez más, pero

finalmente es derrotado de una vez por todas (20:7-10)

5. El juicio final (20:11-15)

 

E. EL DESTINO ETERNO DE LOS REDIMIDOS (21:1-22:5)

1. El cielo nuevo y la tierra nueva, la nueva Jerusalén, Dios

habitando con Su pueblo (21:1-8)

2. La nueva Jerusalén descrita (21:9-27)

3. El agua de la vida, el árbol de la vida, y el trono de Dios y

del Cordero (22:1-5)

 

CONCLUSIÓN (22:6-21)

1. El tiempo está cerca, no sellar el libro (22:6-11)

2. El testimonio de Jesús, el Espíritu, y la Esposa (22:12-17)

3. Advertencia de no alterar el libro, y la oración final (22:18-21)

ApocalipsisLección 01. Introducción

PREGUNTAS DE REVISIÓN PARA LA INTRODUCCIÓN

 

1) ¿Cómo es llamado este libro? (1:1)

– La revelación de Jesucristo

 

2) ¿Quién es el autor de este libro? (1:1-2)

– Juan, quien había dado testimonio de la palabra de Dios y testimonio

de Jesucristo

 

3) ¿Cuál es el significado de la palabra griega (apokalupsis) traducida

   “revelación”?

– Algo descubierto, algo revelado

 

4) ¿Qué estilo de literatura es el libro de Apocalipsis?

– Literatura apocalíptica

 

5) ¿Cuáles son algunas de las características típicas de tal literatura?

– Altamente simbólica; describiendo el conflicto entre el bien y el

mal

 

6) ¿Qué es importante conocer para interpretar apropiadamente el libro?

– El contexto histórico en el que fue escrito

 

7) ¿Cuáles son los cuatro puntos de vista mayores de interpretación del

   libro?

– El preterista

– El histórico

– El futurista

– El idealista

 

8) ¿Cuál es el punto de vista sugerido en esta introducción?

– El preterista, también con una pequeña adopción de los otros puntos

de vista

 

9) ¿Qué fechas son sugeridas usualmente para el libro?

– Una fecha temprana (64-68 d.C.), durante el reinado de Nerón

– Una fecha tardía (95-96 d.C.), durante el reinado de Domiciano

 

10) ¿Qué fecha es sugerida en esta introducción? (y por Shaff, McGuiggan,

    y otros)

– La primavera del 70 d.C., durante el reinado de Vespasiano

 

11) ¿Cuál es el propósito del libro? (1:3; 22:10,16)

– Revelar las cosas que deben pasar pronto

 

12) ¿Quién propongo que son los dos mayores enemigos usados por Satanás

    como son descritos en este libro?

– Jerusalén (en este caso, Babilonia, la ramera)

– Roma (en este caso, la bestia que sostiene a la ramera)

 

13) ¿Cuál es el versículo clave que resume el libro?

– Apocalipsis 17:14

 

BIBLIOGRAFÍA

 

The Avenging Of The Apostles & Prophets, Arthur Ogden (Ogden Publication, 1985)

 

The Book Of Revelation, Jim McGuiggan (Montex, 1976)

 

The Book Of Revelation, Foy E. Wallace, Jr. (Wallace Publications, 1966)

 

History Of The Christian Church, Vol I, Philip Schaff (Eerdmans, 1910, 1985)

 

Interpreting Revelation, Merill C. Tenney (Eerdmans, 1957)

 

The Lamb And His Enemies, Rubel Shelly (20th Century, 1985)

 

More Than Conquerors, William Hendricksen (Baker Book House, 1971)

 

Revelation, Alan Johnson (Expositor’s Bible Commentary, Zondervan, 1981)

 

Revelation, Leon Morris (Tyndale New Testament Commentaries, Eerdmans, 1984)

 

Revelation: An Introdution And Commentary, Homer Hailey (Baker, 1979)

 

Worthy Is The Lamb, Ray Summers (Broadman Press, 1951)