84
“EL LIBRO DE APOCALIPSIS”
Capítulo Diecinueve
OBJETIVOS EN EL ESTUDIO DE ESTE CAPÍTULO
1) Notar el gran gozo en el cielo sobre la caída de Babilonia, y la
emoción sobre la preparación del matrimonio entre el Cordero y Su
esposa
2) Ver la gran victoria que Cristo tendría sobre la bestia, el falso
profeta, y sus ejércitos
RESUMEN
Este capítulo ilustra la derrota final de los enemigos del pueblo de
Dios. Juan oye a una gran multitud en los cielos regocijándose por la
caída de Babilonia. La multitud está gozosa por los veinticuatro ancianos
y las cuatro criaturas vivientes, y una voz desde el trono hizo un
llamado a todos los siervos de Dios a que Lo adoraran (1-5).
Juan oye entonces a los cielos regocijándose en preparación para la boda
del Cordero. Su esposa ya estaba lista, y está adornada con lino fino,
que simbolizan las acciones justas de los santos. Entonces se le dice a
Juan que aquellos que están invitados a la cena del Cordero son en verdad
bendecidos. Juan se postra para adorar al que le está hablando, pero es
reprendido de inmediato y se le dice que adore a Dios (6-10).
La escena cambia rápidamente mientras Juan ve el cielo abierto y ve a
Cristo, el rey guerrero sobre un caballo blanco, seguido por los
ejércitos celestiales en caballos blancos. Descrito en términos llenos de
recuerdos sobre Su apariencia en los primeros tres capítulos, Él está
listo para herir a las naciones y a sus gobernantes con una vara de
hierro, mientras que Él pisa el lagar del vino del furor del Dios
Todopoderoso. Así está inscrito en Su vestidura y en Su muslo, Jesús es
verdaderamente “Rey de reyes y Señor de señores” (11-16).
Con un ángel que estaba en pie en el sol e invitando a las aves a
juntarse para la cena del gran Dios, Juan ve entonces a la bestia y a sus
fuerzas reunidas para hacer la guerra contra Cristo y Su ejército. Pero
de inmediato la bestia y el falso profeta (la bestia terrenal de 13:11-
18) son capturados y lanzados al lago de fuego. Sus ejércitos fueron
muertos con la espada que sale de la boca de Cristo, y todas las aves se
saciaron con sus carnes (17-21).
Este capítulo parece diseñado para reforzar la idea de que Cristo es el
gobernador reinante que derrotará a los que han estado persiguiendo a Su
pueblo. Así como Babilonia la ramera sería destrozada, así la bestia y el
falso profeta serían vencidos. Si lo último representa al imperio romano
en su persecución en contra de la iglesia, esta sección con sus imágenes
vividas serían cumplidas alrededor del 313 d.C. con Constantino
terminando con la persecución romana.
BOSQUEJO
I. EL REGOCIJO EN EL CIELO POR LA CAÍDA DE BABILONIA (1-5)
85
A. UNA GRAN MULTITUD EN EL CIELO (1-3)
1. La alabanza a Dios, atribuyéndole la salvación, la gloria, la
honra, y el poder
2. La declaración de Sus juicios sobre la gran ramera como
verdaderos y justos
a. Porque ella corrompió a la tierra con su fornicación
b. Él ha vengado la sangre de Sus siervos que ella derramó
3. La alabanza a Dios, porque el humo de ella sube por los siglos
de los siglos
B. LOS VEINTICUATRO ANCIANOS Y LOS CUATRO SERES VIVIENTES (4)
1. Se postran y adoran a Dios que está sentado en el trono
2. Diciendo: “¡Amén! ¡Aleluya!”
C. UNA VOZ DESDE EL TRONO (5)
1. Haciendo un llamado a todos los siervos de Dios y a los que Le
temen
2. Haciendo un llamado tanto a pequeños como a grandes a alabar a
Dios
II. EL CIELO SE REGOCIJA EN LA PREPARACIÓN PARA LAS BODAS DEL CORDERO
(6-10)
A. UNA GRAN MULTITUD EN EL CIELO (6-8)
1. Que se oye como muchas aguas y como grandes truenos
a. Alabando al Señor Dios Omnipotente por Su reino
b. Diciendo que se alegren y se regocijen y den gloria a Dios
2. Porque han llegado las bodas del Cordero
a. Su esposa se ha preparado
b. Ella se ha vestido con lino fino, que son las acciones
justas de los santos
B. UN CONSIERVO FIEL (9-10)
1. Le dice a Juan que escriba: “Bienaventurados los que son
llamados a la cena de las bodas del Cordero”
2. Diciendo: “Estas son palabras verdaderas de Dios.”
3. Cuando Juan se postra a sus pies para adorarlo, es reprendido
a. “Mira, no lo hagas”
b. “Yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el
testimonio de Jesús.”
c. “Adora a Dios: porque el testimonio de Jesús es el espíritu
de la profecía.”
III. CRISTO EL REY GUERRERO SOBRE UN CABALLO BLANCO (11-16)
A. SU TERRIBLE DESCRIPCIÓN (11-13)
1. Cuando los cielos son abiertos, Juan Lo ve sentado sobre un
caballo blanco
a. Él es llamado Fiel y Verdadero
b. Con justicia juzga y pelea
2. Como es visto por Juan:
a. Sus ojos eran como llama de fuego
b. Había en Su cabeza muchas diademas
c. Tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino Él mismo
d. Vestido de una ropa teñida en sangre
e. Su nombre es: El Verbo de Dios
86
B. SU GRAN GOBERNADOR Y REINO (14-16)
1. Seguido por los ejércitos celestiales
a. Vestido en lino fino, blanco y limpio
b. Sentados en caballos blancos
2. De Su boca sale una espada agua para herir a las naciones
a. Él regirá a las naciones con una barra de hierro
b. El pisará el lagar del vino del furor y de la ira del Dios
Todopoderoso
3. En Su vestidura y en Su muslo tiene escrito este nombre: “Rey
de reyes y Señor de señores”
IV. LA CAÍDA DE LA BESTIA, DEL FALSO PROFETA, Y DE SUS FUERZAS (17-21)
A. LA DECLARACIÓN DE UN ÁNGEL (17-18)
1. Juan ve a un ángel de pie en el sol, que clama a gran voz
2. Diciendo a todas las aves que vuelan en medio del cielo:
a. “Venid, y congregaos a la gran cena de Dios.”
b. “…para que comáis carnes de reyes y de capitanes, y carnes
de fuertes, carnes de caballos y de sus jinetes, y carnes de
todos, libres y esclavos, pequeños y grandes”
B. EL FIN DE LA BESTIA Y DEL FALSO PROFETA (19-21)
1. Juan vio a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus
ejércitos, reunidos para hacer la guerra con Él que estaba
sentado sobre el caballo y sobre Sus ejércitos
2. Juan vio a la bestia y al falso profeta apresada
a. El falso profeta que hacia señales en la presencia de la
bestia
b. Con las que había engañado a los que recibieron la marca de
la bestia, y habían adorado su imagen
— Los dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que
arde con azufre
3. El resto de sus fuerzas fueron muertos
a. Con la espada que salía de la boca del que montaba el
caballo
b. Todas las aves se saciaron de las carnes de ellos
PREGUNTAS DE REVISIÓN DEL CAPÍTULO
1) ¿Cuáles son los principales puntos de este capítulo?
– Los cielos se regocijan por la caída de Babilonia (1-5)
– Los cielos se regocijan por la preparación de las bodas del Cordero
(6-10)
– Cristo el rey guerrero sobre un caballo blanco (11-16)
– La caída de la bestia, del falso profeta, y de sus fuerzas (17-21)
2) ¿Qué oyó Juan de una gran multitud que exclamaba en el cielo? (1)
– “¡Aleluya! Salvación y honra y gloria y poder son del Señor Dios
nuestro”
3) ¿Por qué son proclamados los juicios de Dios sobre la ramera como
verdaderos y justo? (2)
– Ella ha corrompido a los reyes de la tierra con su fornicación
– Ella ha derramado la sangre de Sus siervos
4) ¿Qué más dijo esta gran multitud en los cielos? (3)
– “¡Aleluya! Y el humo de ella sube por los siglos de los siglos
87
5) ¿Quién más se regocijo y clamó “¡Amén! ¡Aleluya!”? (4)
– Los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes
6) ¿Qué proclama una voz desde el trono? (5)
– “Alabad a nuestro Dios todos sus siervos, y los que le teméis, así
pequeños como grandes”
7) ¿Qué clamó enseguida la voz de una gran multitud? (6-7)
– “¡Aleluya, porque el Señor nuestro Dios Todopoderoso reina”
– “Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las
bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado”
8) ¿En qué fue adornada la esposa del Cordero? (8)
– En lino fino, limpio y resplandeciente (las acciones justas de los
santos)
9) ¿Qué se le dijo entonces a Juan? (9)
– “Escribe: ‘Bienaventurados los que son llamados a la cena de las
bodas del Cordero’”
– “Estas son palabras verdadera de Dios.”
10) Cuando Juan se postró para adorar al que estaba con él, ¿qué le dijo
él? ¿Por qué? (10)
– “Mira, no lo hagas”
– “Yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el
testimonio de Jesús.”
– “Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la
profecía.”
11) Enliste las características descriptivas del que está sentado en el
caballo blanco (11-16)
– Se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea
– Sus ojos eran como llama de fuego, y había en Su cabeza muchas
diademas
– Tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino Él mismo
– Estaba vestido de una ropa teñida en sangre
– Su nombre es: El Verbo de Dios
– Los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y
limpio, le seguían en caballos blancos
– De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las
naciones
– Él regirá a las naciones con una vara de hierro
– Él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios
Todopoderoso
– En Su vestidura y en Su muslo tiene escrito este nombre: Rey de
reyes y Señor de señores
12) ¿Qué dijo a las aves un ángel que estaba en pie en el sol? (17-18)
– “Venid, y congregaos a la gran cena de Dios”
– “Para que comáis carnes de reyes y de capitanes, y carnes de
fuertes, carnes de caballos y de sus jinetes, y carnes de todos,
libres y esclavos, pequeños y grandes.”
13) ¿Qué vio Juan enseguida? (19)
– A la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos
para hacer la guerra contra Él que está sentado sobre el caballo
88
blanco y contra Su ejército
14) ¿Qué le pasó a la bestia y al falso profeta? (20)
– Fueron apresados y lanzados vivos dentro de un lago de fuego que
arde con azufre
15) ¿Qué le pasó al resto de sus ejércitos? (21)
– Fueron muertos con la espada que salía de la boca de Cristo
– Todas las aves se saciaron de las carnes de ellos.

 

ApocalipsisLección 20. Capítulo Diecinueve (1)

“EL LIBRO DE APOCALIPSIS”

 

Capítulo Quince

 

OBJETIVOS EN EL ESTUDIO DE ESTE CAPÍTULO

 

1) Ver como el escenario es establecido para el derramamiento final de la

ira de Dios sobre la bestia y sobre los que la siguen

 

2) Notar la escena reconfortante de aquellos que son victoriosos sobre la

bestia y adoran a Dios por Su justo juicio

 

RESUMEN

 

Con los principales adversarios identificados (el dragón, la bestia del mar, la bestia de la tierra, y Babilonia) y el pueblo de Dios reconfortado de la victoria final (capítulos 12-14), la total manifestación de la ira de Dios está a punto de ser mostrada. El capítulo quince es un “preludio” a las siete copas de la ira descritas en el siguiente capítulo.

 

Somos introducidos a los siete ángeles que tenían las siete plagas en las que la ira de Dios está consumada (1). Antes que a los siete ángeles se les de sus copas, sin embargo, Juan ve a los que habían alcanzado la victoria de la bestia en pie sobre el mar de vidrio, teniendo las arpas de Dios. Cantando la canción de Moisés y la canción del Cordero, oran a Dios por sus juicios justos (2-4). Está escena es un recuerdo de la oración de los israelitas a Dios por su victoria sobre los egipcios después de cruzar el Mar Rojo (ver Exo 14:30-15-21).

 

Los siete ángeles con las siete plagas proceden del templo del tabernáculo del testimonio en el cielo, vestidos de un lino limpio y blanco, y ceñidos alrededor de los pechos con bandas de oro. Una de las cuatro criaturas vivientes les dio siete copas de oro llenas de la ira de Dios. En ese momento el templo fue lleno con humo de la gloria de Dios y de Su potencia, hasta que fuesen consumadas las siete plagas de los siete ángeles (5-8). Tal vez esta escena fue diseñada para dar a conocer que el tiempo de la paciencia de Dios estaba terminando, y que el derramamiento de Su ira fue el resultado del total cumplimiento del pacto que Él tuvo con Su pueblo. ¡Dios está vengando a Sus santos!

 

BOSQUEJO

 

I. EL PRELUDIO A LAS SIETE COPAS DE LA IRA (1-4)

 

   A. UNA SEÑAL GRANDE Y ADMIRABLE EN EL CIELO (1-2)

1. Juan ve a siete ángeles

a. Que tienen las siete plagas postreras

b. En las que es consumada la ira de Dios

2. Juan ve un mar de vidrio mezclado con fuego, y una gran multitud

a. Son los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia, y

de su imagen, y de su señal, y del número de su nombre

b. Están de pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios

 

B. CANTANDO EL CÁNTICO DE MOISÉS Y DEL CORDERO (3-4)

1. La multitud está cantando el cántico de Moisés, y el cántico del

Cordero

2. La canción que alaba al Señor Dios Todopoderoso, Rey de los

Santos

a. Por Sus grandes y maravillosas obras

b. Por lo justo y verdadero de Sus caminos

c. Porque Él es digno de reverencia y gloria

d. Porque todas las naciones vendrán y Lo adorarán, por la

manifestación de Sus juicios

 

II. LOS SIETE ÁNGELES Y LAS SIETE COPAS DE IRA (5-8)

 

    A. LOS SIETE ÁNGELES (5-6)

1. Es abierto en el cielo el templo del tabernáculo del testimonio

2. Salieron los siete ángeles que tienen las siete plagas

a. Vestidos de vino limpio y resplandeciente

b. Ceñidos alrededor del pecho con cintos de oro

 

B. LAS SIETE COPAS DE ORO (7-8)

1. Uno de los cuatro seres vivientes le dio a los siete ángeles:

a. Siete copas de oro

b. Llenas de la ira de Dios, que vive por los siglos de los

siglos

2. El templo se llenó de humo

a. Por la gloria de Dios, y por Su poder

b. Nadie podía entrar en el templo hasta que se hubiesen

cumplido las siete plagas

 

PREGUNTAS DE REVISIÓN DEL CAPÍTULO

 

1) ¿Cuáles son los puntos principales de este capítulo?

– El preludio a las siete copas de la ira (1-4)

– Los siete ángeles y las siete copas de la ira (5-8)

 

2) ¿Qué grande y admirable señal vio Juan en el cielo? (1)

– Siete ángeles que tienen las siete plagas postreras, en las que la

ira de Dios se consuman

 

3) ¿Quiénes estaban en pie sobre un mar de vidrio mezclado con fuego?

   ¿Qué estaban haciendo? (2-3)

– Son los que han alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y

su marca y el número de su nombre

– Cantan el cántico de Moisés y el cántico del Cordero

 

4) ¿Por qué estaban alabando al Señor Dios Todopoderoso? (3-4)

– Por Sus grandes y maravillosas obras

– Por Sus caminos justos y verdaderos

– Por Su santidad

– Por la manifestación de Sus juicios

 

5) ¿Qué vio Juan después de estas cosas? (5-6)

– El templo del tabernáculo del testimonio abierto en el cielo

– Salir a los siete ángeles con las siete plagas

 

6) ¿Qué le dio a los siete ángeles uno de los cuatro seres vivientes? (7)

– Siete copas de oro llenas de la ira de Dios

 

7) ¿Qué le pasó al templo en ese momento? (8)

– Se llenó con el humo de la gloria de Dios, y por Su poder

– Previniendo que nadie podía entrar al templo hasta que se hubiesen

cumplido las siete plagas.

ApocalipsisLección 16. Capítulo Quince

“EL LIBRO DE APOCALIPSIS”

 

Capítulo Once

 

OBJETIVOS EN EL ESTUDIO DE ESTE CAPÍTULO

 

1) Examinar las visiones restantes en el interludio entre el sonido de la

sexta y séptima trompetas, y qué pasa cuando se toca la séptima

trompeta

 

2) Ofrecer explicaciones en relación al significado de estas visiones y

resumir lo que hemos visto en la primera mitad del libro de

Apocalipsis

 

RESUMEN

 

Tan pronto continúa el interludio entre la sexta y séptima trompeta, son vistas dos visiones más. La primera involucra al mismo Juan mientras le es dada una caña y se le dijo medir el templo de Dios, el altar, y a los que adoran en él. Se le instruyó, sin embargo, no medir el patio que está afuera del templo, porque ha sido dado a los gentiles loa cuales hollarán la ciudad santa por cuarenta y dos meses (1-2). Esta visión podría ilustrar que a pesar que la iglesia sufriría gran persecución, y pareciera ser pisoteada del exterior, su espíritu interior no sería dañado.

 

Entonces se presenta la visión de los dos testigos, la cual cae en tres secciones. Con poder profetizan 1260 días, vestidos de cilicio. Identificados como los árboles de dos olivos y los dos candeleros delante del trono de Dios, tienen el poder de devorar con el fuego de sus bocas a aquellos que desean dañarlos. Tienen también el poder de detener la lluvia durante los días de su profecía, convertir el agua en sangre, y  herir la tierra con plagas (3-6). Pero cuando su testimonio esté completo, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos y los matará. Por tres días y medio sus cuerpos estarán en la plaza de la gran ciudad que es llamada espiritualmente Sodoma y Egipto (donde Jesús fue crucificado). Aquellos que no han sido atormentados por los dos profetas se regocijarán, se alegrarán e intercambiarán regalos (7-10). Sin embargo, después de tres días y medio serían levantados para vivir y ascender a los cielos, trayendo gran temor sobre aquellos que los vieron. En la misma hora ocurriría un gran terremoto en la cual una décima parte de la ciudad caería y 7000 hombres murieron. El resto se atemorizaron y dieron gloria a Dios (11-13).

 

Los dos testigos son ciertamente un recuerdo de Moisés y de Elías, pero no creo que ellos auguren a dos personas literales. En lugar de eso, representan los testigos de la iglesia, significando con el número dos la fortaleza de su testimonio (en este caso, “dos o más testigos”). Como es sugerido por Hailey, el primer periodo podría ser la era apostólica durante la cual el testimonio no podría ser destruido. Cuando su testimonio esté completo, habrá un tiempo de persecución por parte de “la bestia” y por aquellos de “la gran ciudad” (los cuales serán identificados más tarde). Finalmente, sin embargo, los testigos (en este caso, la iglesia) saldrán victoriosos, simbolizado por su resurrección y ascensión al cielo.

 

El interludio finalizó, es tiempo para el tercer ay, y la trompeta final. En cuanto el séptimo ángel tocó la trompeta, grandes voces en el cielo decían “Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de Su cristo, y Él reinará por los siglos de los siglos” Los veinticuatro ancianos postraron entonces sus rostros y adoraron a Dios, dándole gracias por haber tomado Su gran poder y reinado. En tanto que las naciones estaban airadas, Su ira viene. Así tiene el tiempo de juzgar a los muertos, para dar galardón a Sus siervos los profetas y a los santos, y para la destrucción de aquellos que destruyen la tierra. Entonces el templo de Dios fue abierto en el cielo, con el arca del pacto en el templo, acompañado por relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo (15-19).

 

Con la séptima trompeta alcanzamos el punto culminante de la primera mitad del Apocalipsis, en el cual ha sido mostrado una vista general del conflicto. En términos generales, el conflicto entre el Cordero y Sus enemigos ha sido descrito, sin mencionar realmente quienes son aquellos enemigos. ¡Lo que ha sido acentuado es que la ira de Dios y de Su cordero está por venir! Por medio de las visiones de los siete sellos y de las siete trompetas aprendemos del arsenal en la disposición de Dios: La conquista militar, la guerra civil, el hambre, la pestilencia, las calamidades naturales, la decadencia interna y moral, la invasión externa. Así como Dios usó tales instrumentos en Su trato con las naciones en el Antiguo Testamento, así Su Hijo usaría Su poder para reinar sobre las naciones con una vara de hierro (ver 1:5; 2:27; 3:21).

 

Hemos visto también visiones diseñadas para consolar a los santos que están siendo oprimidos por sus enemigos. Dios ha tomado nota de su sufrimiento, y en tanto que la persecución podría ser su destino temporalmente, ¡la victoria será finalmente de ellos! Aun aquellos que sufren la muerte en manos de sus enemigos se les prometió la salvación y la bendición de estar en la presencia y al cuidado del Señor. Pero nada puede detener totalmente su testimonio, ¡y nada puede detener a Dios de la verdad relacionada a Su pacto con ellos!

 

BOSQUEJO

 

I. LA MEDICIÓN DEL TEMPLO DE DIOS (1-2)

 

   A. EL MANDAMIENTO DE MEDIR EL TEMPLO Y A SUS OCUPANTES (1)

1. A Juan le fue dada una caña semejante a una vara de medir

2. Se le dijo que midiera el templo de Dios, el altar, y a los que

adoran allí

 

B. EL MANDAMIENTO DE NO MEDIR EL PATIO QUE ESTÁ FUERA DEL TEMPLO (2)

1. Se le dijo no medir el patio que está fuera del templo

2. Porque ha sido dado a los gentiles, y ellos hollarán la ciudad

santa por cuarenta y dos meses

 

II. LOS DOS TESTIGOS (3-14)

 

    A. PROFETIZANDO POR 1260 DÍAS (3-6)

1. A los dos testigos se les dio el poder de profetizar, vestidos

de cilicio

2. Identificados como los dos olivos y los dos candeleros que

permanecen delante de Dios

3. Aquellos que intentan dañarlos son devorados por el fuego de

sus bocas

4. Tienen poder:

a. Para cerrar el cielo y que no caiga lluvia en los días de su

profecía

b. Para convertir el agua en sangre

c. Para herir la tierra con plagas como ellos lo deseen

 

B. MATARON Y MURIERON POR TRES DÍAS Y MEDIO (7-10)

1. Su testimonio terminó, la bestia los matará

a. La bestia que sube del abismo

b. La cual hará la guerra contra ellos, y los vencerá

2. Sus cadáveres estarán en la plaza de grande ciudad

a. Espiritualmente llamada Sodoma y Egipto

b. Donde fue crucificado nuestro Señor

3. Los pueblos, tribus, lenguas y naciones que moran en la tierra

a. Verán sus cuerpos tres días y medio

b. No se les permitirá que sean sepultados

c. Se regocijarán sobre ellos, se alegrarán, e intercambiarán

regalos, porque los dos profetas habían atormentado a

aquellos que habitan en la tierra

 

C. LEVANTADOS Y ASCENDIDOS A LOS CIELOS (11-14)

1. Después de tres días y medio, el espíritu de vida enviado por

Dios entró en ellos

2. Se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor sobre los que

los vieron

3. Una gran voz del cielo les dijo “Subid acá”

4. Ellos subieron al cielo en una nube mientras sus enemigos los

Veían

5. En esa misma hora hubo un terremoto

a. Una décima parte de la ciudad se derrumbó

b. Siete mil hombres murieron

c. El resto se atemorizó y dieron gloria al Dios del cielo

6. El segundo ay pasó; el tercer ay viene pronto

 

III. LA SÉPTIMA TROMPETA: EL REINO PROCLAMADO (15-19)

 

     A. LA VICTORIA PROCLAMADA (15)

1. El séptimo ángel tocó su trompeta y hubo grandes voces en el

Cielo

2. Que decían: “Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro

     Señor y de Su Cristo; y Él reinará por los siglos de los

     siglos”

 

     B. LOS VEINTICUATRO ANCIANOS ADORAN A DIOS (16-18)

1. Los ancianos postraron sus rostros y adoraron a Dios

2. Dando gracias al Señor Dios Todopoderoso, El que es, y que era

y que ha de venir

3. Porque Él ha tomado Su gran poder, y ha reinado

4. Las naciones estaban airadas, y su ira ha venido

5. El tiempo ha llegado

a. De juzgar a los muertos

b. De dar galardón a Sus siervos los profetas, a los santos, y

a los que tienen Su nombre

c. En que Él destruirá a los que destruyen la tierra

 

C. EL TEMPLO DE DIOS ABIERTO EN LA TIERRA (19)

1. El templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de Su

pacto fue visto en Su templo

2. Hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo

 

PREGUNTAS DE REVISIÓN PARA EL CAPÍTULO

 

1) ¿Cuáles son los puntos principales de este capítulo?

– La medición del templo de Dios (1-2)

– Los dos testigos (3-14)

– La séptima trompeta: el reino proclamado (15-19)

 

2) ¿Qué le fue dado a Juan y que le dijo que midiera? (1)

– Una caña semejante a una vara de medir; el templo de Dios, el altar,

y a los que adoran en él

 

3) ¿Qué se le dijo que dejara aparte? ¿Por qué? (2)

– El patio que está fuera del templo

– Ha sido entregado a los gentiles, y ellos hollarían la ciudad santa

cuarenta y dos meses

 

4) ¿Qué iban a hacer los dos testigos? (3)

– Profetizar por 1260 días, vestidos de silicio

 

5) ¿Cómo son identificados? (4)

– Como los dos olivos y los dos candeleros que están en pie delante de

Dios

 

6) ¿Qué les pasa a aquellos que intentan dañarlos durante este tiempo de

   profecía? (5)

– Son devorados por el fuego de sus bocas

 

7) ¿Qué poder tienen estos dos testigos? (6)

– Cerrar el cielo, a fin de que no llueva en los días de su profecía

– Convertir el agua en sangre

– Herir la tierra con toda plaga, cuantas veces quieran

 

8) ¿Qué pasará cuando ellos terminen su testimonio? (7)

– La bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, y los

vencerá y los matará

 

9) ¿Dónde yacerán sus cadáveres? (8)

– En la plaza de la grande ciudad espiritualmente llamada Sodoma y

Egipto, donde Jesús fue crucificado

 

10) ¿Qué tanto tiempo verán las gentes sus cadáveres?

– Tres y medio días

 

11) ¿Cómo reaccionarán los de la tierra a sus muertes? ¿Por qué?

– Se regocijarán, se alegrarán, y se enviarán regalos

– Porque los dos profetas los han atormentado

 

12) ¿Qué pasó a los testigos después de los tres días y medio? (11-12)

– El espíritu de vida entró en ellos, y se levantaron sobre sus pies

– Una gran voz del cielo los llamó a subir y subieron a los cielos en

una nube

 

13) ¿Qué pasó en esa misma hora? (13)

– Un gran terremoto, en el que una décima parte de la ciudad se

derrumbó y siete mil hombres murieron

– El resto se aterrorizó y dieron gloria a Dios

 

14) ¿Qué se oyó cuando el séptimo ángel sonó su trompeta? (15)

– Grandes voces en el cielo, que decían: “Los reinos del cielo han

venido a ser de nuestro Señor y de Su Cristo; y Él reinará por los

siglos de los siglos”

 

15) ¿Qué hicieron los veinticuatro ancianos? (16)

– Postraron sus rostros y adoraron a Dios

 

16) ¿Por qué dieron gracias? (17)

– El Señor Dios Todopoderoso ha tomado Su gran poder y ha reinado

 

17) Mientras se expresaban en su oración, ¿qué vino? (18)

– Su ira

– El tiempo de juzgar a los muertos

– En el que Él da galardón a Sus Siervos los profetas y a los santos

– En el que Él destruye a los que destruyen la tierra

 

18) ¿Qué fue abierto en el cielo, y qué fue visto en Él? (19)

– El templo de Dios; el arca del pacto

 

19) ¿Qué siguió entonces? (19)

– Relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo

ApocalipsisLección 12. Capítulo Once