Introducción:  

Puede descargar el sermón en PDF(¿Cree que ustedes son los únicos que irán al cielo)

1. Esta es una pregunta que se hace con frecuencia cuando se tiene prejuicios en contra de la religión, y en especial en contra de la Iglesia de Cristo.

2. Esta pregunta despierta emociones fuertes, inicia discusiones fuertes y ha cerrado mentes. Quizás esta pregunta ha caído bajo la sombra de “discusiones necias”. (1 Tim. 6:3-4; 2 Tim. 2:23-24)

3. Sin embargo, esta la misma pregunta que los discípulos le hicieron a Cristo, “¿Quién, entonces puede ser salvo?” (Mat. 19:25).

a. Debemos siempre estar prestos para dar una “respuesta a cualquiera que demande una razón de la esperanza que está en nosotros.” (1 Ped. 3:15)

b. Esta pregunta invita la discusión acerca de varias doctrinas esenciales, i.e., la iglesia, salvación, y el cielo.

4. Es apropiado a discutir (Luc. 24:32), investigar (Hechos 17:11), y evaluar (Isaías 1:18) cosas concerniente al alma eterna.

5. ¿De cuál otra manera podemos “probar todas las cosas” y retener lo que es bueno? (1 Tes. 5:21)

6. Dejemos las emociones a un lado y simplemente apelar a la Palabra de Dios.

 

I. Algunas verdades básicas

A. Dios desea que todos se salven (1 Tim. 2:4). Él no favorece a ninguna nación, grupo. sexo o individua. Ama a todos igual y completamente (Juan 3:16).

B. Jesús murió para que todos se salvaran (Juan 3:17; 2 Cor. 5:14-15).

C. La gracia está disponible a todos (Tito 2:11).

D. El cielo tiene lugar para todos (Apoc. 21:11-27).

E. El Señor conoce a los suyos (2 Tim. 2:19). Y por esta razón nadie quien debe salvarse se perderá.

F. Como Salvador, Cristo el quien declara quién, cuándo y dónde Él salva (1 Tes. 5:9; Tito 2:11).

G. La casa de Dios será juzgada, pero también los que no están dentro de ella (1 Ped. 4:17-18).

H. Aunque debemos hacer algunos juicos (Juan 7:24); debemos tener cuidado a no juzgar injustamente o sin amor (Mat. 7:1).

I. La Palabra es la única guía para el alma (Salmos 73:24; Mat. 4:4), el cianotipo para la iglesia (Ex. 39:42-43), y es la autoridad final en la religión (Proverbios 19:21).

J. Las escrituras están alcance de todos para leer, entenderla, obedecerla y salvarse (Juan 5:39; Heb. 5:9). Las opiniones privadas no forman parte de las Escrituras (2 Ped. 1:20-21), y no es solamente para una sola persona-lo que dice es para todos, es universal.

II. ¿Qué tan grande hacemos el círculo de la comunión?

A. Es posible hacer el círculo muy pequeño:

1. No debemos excluir a otros del reino (Mat. 23:13)

2. Demandar más que lo que Dios requiere (Mat. 23:4)

3. Atar en donde los apóstoles no ataron (Mat. 16:19; 18:18)

4. Quitar la libertar que otros tienen en Cristo (Hechos 15:1;2 Cor. 3:17; Gal. 5:1)

5. En asuntos de opinión debemos perseguir las cosas que hacen la paz (Rom. 14:19)

B. Es posible hacer el círculo muy grande:

1. La salvación no es universal. Ilustración: COEXISTIR

2. Algunos tienen la idea que Dios acepta a todas las religiones y dicen, para confundir la discusión, “Dios acepta a todos”. Sin embargo, el hecho de que Dios acepta a todos no significa que Él acepta a todas las religiones, y tampoco a todos que no se sometan a Él.

3. Jesús enseñó que no debemos irnos más allá de lo que Él ha autorizado, ni que desatemos en donde los apóstoles ataron, ni que pensemos más allá de lo escrito (1 Cor. 4:6).

4. No hay muchas maneras al cielo, ¡ni mil, ni aun dos! (John 14:6; Mat. 25:31-46; Mat. 7:21-27)

C. ¿En dónde marca Dios el círculo?

1. Cualquier cosa que diga Su palabra es lo correcto (salmos 33:4; 2 Tim. 3:16)

2. Deseamos que estén todos los que Dios ha puesto en el círculo, ni más ni menos.

3. Realmente no importa lo que digamos, los debates que tengamos sobre el asunto…al final de cuentas lo único que importa es lo que Dios dice.

4. Su consejo inmutable estará firme aunque todo el mundo esté en Su contra (Salmos 2:1-4; Juan 3:36; 12:48).

Read More →

“ Vayamos hacia la perfección”

 

Introducción:  La falta de progreso.

  1. ¿Cuántas veces a deseado “saber” mucha Biblia como otros cristianos?
  2. ¿Cómo hemos aprendido lo necesario para hacer lo que nos gusta?
  3. Dios quiere que crezcamos en lo espiritual, y debemos hacerlo.
  4. Varias exhortaciones en el NT para madurar en conocimiento/fe
    1. Col. 1:28; “A El nosotros proclamamos (anunciamos), amonestando a todos los hombres, y enseñando a todos los hombres con toda sabiduría, a fin de poder presentar a todo hombre perfecto en Cristo.”
    2. Efesios 4:12-15; “a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, 15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo,”
    3. La palabra “perfecto” (teleios) no significa “sin mancha”, pero sugiere desarrollo continuo según nuestras capacidades.
    4. ¿Por qué algunos Cristianos se quedan como infantes espirituales?
      1. Algunos son de doble ánimo e irresolutos.  Nunca han establecido plenamente su lealtad a Cristo.  Jesús advirtió, “nadie puede servir a dos maestros…” (Mat. 6:24).  Estas personas siempre miden la obediencia con  los deseos y oportunidades que compiten en contra de ella.
      2. Algunos basan sus vidas en la emoción y circunstancia.  Aquellos que fallan en desarrollas son indisciplinados y miden todo por el aquí y hoy, y con sus sentimientos.  Tal cristiano es “inestable en todos sus caminos.”  (Santiago 1:8)
      3. Les falta la verdadera fe.  Su servicio es solamente de labios y ofrecido solo por motivos de hábito, intereses sociales, culpabilidad y otros motives menos nobles.  Esto promueve la vulnerabilidad a la astucia y engaño de los hombres (Efesios 4:14).
  5. Si no somos capaces de crecer vamos a retroceder espiritualmente (Hebreos 5:12).  La naturaleza del mundo y la vida es corrosivo.  Lo que no se ejercita se deteriora, incluyendo la mente.
  6. Cosas que promueven el crecimiento espiritual
    1. Actitud: El cristiano debe tener hambre para crecer.  “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, pues ellos serán saciados.” (Matthew 5:6)  “deseen como niños recién nacidos, la leche pura de la palabra, para que por ella crezcan para salvación,”  (1 Peter 2:2).
    2. Estudiar:  No hay substituto para estudio enérgico e industrial de la Biblia (2 Tim. 2:15; Hechos 17:11).  La Biblia sí es comprensible.  Los que ridiculizan la Biblia son aquellos que realmente no la han estudiado y simplemente la hacen a un lado.  Y hay aquellos que “siempre están aprendiendo y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad.”  (2 Tim. 3:7)
      1. Muchas cosas compiten por nuestro tiempo dedicado al estudio.  Si dedicamos una hora por semana estudiando la Biblia, dedicamos más tiempo arreglándonos el cabello, caminando al perro, escribiendo cartas, haciendo el aseo de la casa, hablando por teléfono y escribiendo mensajes de texto, ¡y sin mencionar viendo la tele!
      2. El aprendizaje es un proceso inherentemente incómodo.  Nuestras nociones erróneas pueden ser descubiertas; tendremos que hacer cambios.  Debemos dejar “las enseñanzas elementales acerca de Cristo (el Mesías), avancemos hacia la madurez (perfección), no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas y de la fe en Dios,” (Hebreos 6:1)
      3. El aspecto más difícil de aprender las escrituras es el aplicar los principios a situaciones de la vida real.  A esto se le llama sabiduría.  Tal sabiduría viene de Dios por medio de la oración (Santiago 1:5).
  7. La prueba: Jamás podremos progresar si no somos probados (Santiago 1:2-4; 2 Corintios 12:10).
  8. Meta: “Cristo formado en ustedes…” (Gal. 4:19).  Ilustración:  Aparato que cuesta miles de dólares para armonizar los colores.  Iguala los colores a perfección.  Nuestra meta debe ser de estudiar la Biblia hasta que nuestras vidas estén en perfecta armonía a la de Cristo.  Nuestro deseo debe ser de emular a Cristo, exactamente.
  9. Cooperar con los ancianos, predicadores, etc. (Efesios 4:11).  Necesitamos ayuda de otros cristianos para el crecimiento personal.

Conclusión:  Dios nos conoce mejor que nos conocemos a sí mismos.  Él sabe lo que podemos soportar y que nos puede destruir.  Pero debemos cooperar con Él y confiar en Él para que podamos aprovechar de cualquier oportunidad de crecimiento.

[subscribe2]

Descargue el bosquejo en varios formatos 

Las Responsabilidades de los Ciudadanos

Introducción:

  1. Si hay gobierno, como fue discutido en la sección anterior, entonces debe ser el que gobierne. La Biblia nos da instrucciones sobre las responsabilidades si él nos gobierna y nos da instrucciones sobre las responsabilidades del gobernado.
  2. Casi ninguno de los que conocemos llegan a ser presidentes de un país, alcalde, etc., pero la mayoría de nosotros será ciudadano de un país.
  3. Los ciudadanos deben estar sujetos al gobierno y, en esta lección veremos lo que la Biblia sobre las responsabilidades de los ciudadanos.
  1. La obediencia civil
    1. ¿Qué significa vivir bajo la autoridad civil? ¿Cómo debe responder el ciudadano cristiano a las leyes, regulaciones y juicios? La Biblia nos da un mandamiento sencillo: obedecer la ley terrenal.
      1. Romanos 13:1, 2, 5; la obediencia civil es una responsabilidad clara de un ciudadano.
      2. 1 de Pedro 2:13-14; “Por causa del Señor…someteos a toda institución humana…”
      3. No hay lugar para que yo o usted podamos decidir si debemos o no debemos obedecer la ley terrenal. La Palabra de Dios lo deja claro, innegable y directamente que debemos someternos a la autoridad delegada del gobierno civil. Las decisiones del gobierno civil se llaman leyes, y Dios nos dice que obedezcamos esas leyes.
  2. ¿Por qué obedecer? Romanos 13:5 nos da dos razones: el castigo y la conciencia.
    1. El castigo: Romanos 13:4 se refiere a la capacidad de gobierno para castigar a los infractores.
      1. La obediencia “debido al castigo” es más que la capacidad del gobierno para castigar. Es debido a que cuando desobedecemos las leyes terrenales estamos desobedeciendo a la ley de Dios.
      2. Dios ordenó la obediencia al gobierno (Rom. 13:2). “De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.
      3. ¡Es posible Pablo tenga en mente el castigo eterno y el juicio final de Dios! Esto es el por qué la obediencia a las leyes terrenales es tan importante y debe ser tomado con seriedad.
      4. Cuando alguien se ríe y desobedece abiertamente la ley terrenal él se está riendo de Dios y desobedeciéndolo.
      5. Cuando no nos sometemos a la autoridad civil no nos estamos sometiendo a la autoridad de Dios. Nuestra propia burla de la ley es el por qué somos condenados por Dios.
      6. Entonces debemos hacer todo lo que podemos para estar en sujeción “debido al castigo”.
      7. Nota: La obediencia solo porque tememos una multa, una sentencia de cárcel y el infierno no es una razón muy noble, ¡pero funciona! Sin embargo, hay sin embargo del por qué debemos esforzarnos en obedecer a las autoridades civiles: a causa de la conciencia.
      8. A causa de la conciencia: significa hacerlo simplemente debido a que es algo justo por hacer, y debido a que Dios desea que hagamos.
        1. Debido a que amamos a Dios y deseamos agradarle.
        2. Si sabemos que esto es lo que agrada a Dios entonces debemos hacer todo el esfuerzo para obedecer y someternos nosotros mismos como buenos ciudadanos al gobierno terrenal y al celestial (Filipenses 3:20).
        3. “Por causa del Señor…” (1 de Pedro 2:13)
          1. La obediencia por nuestro propio bien es obvia, pero Pedro nos dice que debemos hacerlo a causa del Señor.
          2. Debido a que es algo justo para hacer.
          3. ¿Significa esto que debemos obedecer toda ley y ordenanza del hombre aun cuando no hay policía alrededor para hacer cumplir la ley.
            1. La mayor parte de las personas no violarán la ley cuando los policías están presentes, pero romperán la ley cuando el policía no está presente.
            2. Los cristianos no deben hacer esto. Los cristianos deben desear obedecer debido a que es algo justo, esto es lo que Dios desea.
              1. IRS (American tex revene sistema). No debemos hacer trampas sobre nuestros impuestos aun si sabemos que hay una gran oportunidad de que no seamos capturados. No debemos tomar deducciones que no son legítimas. Por ejemplo, reclamar a las mascotas como dependientes.
              2. En una ocasión usé un detector de policía debido a que “yo deseaba conocer donde estaba el policía en todo momento”. Pero la verdad era que yo con frecuencia excedía el límite de velocidad y recibiría multas por hacerlo así. El detector de radar era tal que yo podría asegurarme y bajar la velocidad si había un carro de la policía en el área. Fui cuestionado por un predicador fiel y él dijo, “Si usted obedece la ley usted no necesita saber dónde está el policía, Dios está en todos lados. ¡Buen punto!
            3. Si nos hemos sometido al Señor entonces debemos reconocer que debemos hacer bien las cosas debido a que son las cosas correctas a hacer.
            4. Palabra de precaución: La mayoría de las veces juzgamos a la persona porque creemos que ellos no están obedeciendo a la ley. Debemos ser cuidadosos ya que hay ocasiones cuando las circunstancias especiales y las condiciones especiales han sido hechas por la ley misma para algunos individuos. Un caso en concreto: Un cristiano no usaba su cinturón de seguridad y estaba sentenciado a nunca estar al frente, sino en la parte de atrás. Lo qué la persona no sabía era que su hermano tenía una condición médica por la que él no debería usar un cinturón de seguridad y había recibido un permiso especial. Esta pobre alma había sido condenada al infierno por otro hermano sin saber aún las verdaderas circunstancias. Asegurémonos que estamos obedeciendo nosotros mismos la ley.
  3. Los impuestos y la oración: Puesto que la Biblia menciona esto específicamente, debemos poner especial atención al área de este tema.
    1. Romanos 13:6-7: Después de bosquejar la responsabilidad del gobierno Pablo menciona los costos de operación. “Pues por esto pagáis también los tributes, porque son servidores de Dios que atienden continuamente a esto mismo. Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra.
      1. Jesús fue desafiado por Sus enemigos y Él les dijo “Dad, pues, a César lo que es de César…” (Mateo 22:21)
        1. Jesús sanciona la justicia de un gobierno para grabar impuestos sobre sus ciudadanos, ¡y Él manda a los ciudadanos que los paguen!
        2. Pagar impuestos nunca es placentero, y podríamos no estar siempre de acuerdo sobre como gasta el gobierno el dinero de los impuestos, pero aun somos mandados a pagarlos.
        3. Nadie odiaba más pagar los impuestos que los judíos que pagaban impuestos a Roma. Y, el gobierno romano gastaba el dinero en forma imprudente e impía:
          1. cantidades monstruosas desperdiciadas en depravaciones
          2. excesos
          3. destrucción.
          4. Al mentir sobre nuestros ingresos, evadiendo los impuestos y ocultando los ingresos no es algo correcto a hacer.
            1. ¡Al hacerlo así de todas formas está equivocado!
            2. Muchos predicadores han decidido no pagar un cierto impuesto que el resto de los ciudadanos tienen que pagar, “objeción a conciencia”. Aun y cuando la ley lo permite, una observación de más cercana a la “exoneración” debe hacernos reconsiderar nuestra posición.[1]  (IRS Publication) (great blog article on this topic of preachers opting out of paying Social Security)
            3. “No hay justificación, en un caso u otro, para retener una parte de nuestro de nuestro pago de impuestos porque tenemos una objeción de conciencia a la forma en que algo de esto es gastado. Esto es el espíritu de la anarquía. ¿Pensamos que el imperio romano nunca gastó sus impuestos recaudados de manera imprudente o inmoral? De hecho ellos lo hicieron….Si no nos gusta la forma en que el gobierno está usando nuestro dinero de los impuestos, ¡trabajemos para reformar la forma en que es gastado! Retener o evadir los impuestos es pecado.”[2]
        4. 1 Timoteo 2:1-2, la oración es otra área donde los ciudadanos tienen una responsabilidad.
          1. Nuestra oración básica debe ser que aquellos que están en el poder pudieran gobernar en una forma tal que la justicia sea servida, nuestros derechos protegidos y que el evangelio no pudiera ser estorbado.
          2. El simple hecho de que se nos mande orar por nuestros gobernantes es un recordatorio de que Dios al final está al cuidado de los asuntos de este mundo. Se nos ha permitido escoger con libertad si los obedecemos o no, pero finalmente Dios está aun a cargo.
            1. ¡Si nos escabullimos violando las leyes en este tiempo de vida, en el juicio no nos escabulliremos!
            2. Romanos 13:5.
        5. La desobediencia civil
          1. Con la obediencia civil hay también la desobediencia civil. La desobediencia civil: hay solamente un principio sobre el que un ciudadano DEBE desobedecer la ley civil.
            1. Los gobernadores civiles son humanos, y aun no obstante que ellos son ministros de Dios ellos pueden promulgar leyes que no son autorizadas por Dios. En este caso uno debe desobedecer la ley del hombre y obedecer la ley de Dios.
            2. Ejemplos bíblicos:
              1. El sanedrín judío: En un intento de disminuir el crecimiento de la iglesia los gobernadores judíos le mandaron a Pedro, a Juan y a los otros apóstoles no enseñar en el nombre de Jesús (Mateo 28:18-20; Hechos 1:8). Los apóstoles no tuvieron que escoger sino que desobedecieron la ley civil en vez de obedecerla (Hechos 4:18-19; 5:17-29).
              2. Daniel 6: A Daniel y sus amigos se les dijo que no oraran más a Dios sino al mismo rey. Daniel y sus amigos tuvieron que desobedecer al Rey aun y cuando podría costarles su vida, y obedecieron la Ley de Dios.
              3. Si un cristiano es enfrentado con tal elección el debe escoger obedecer a Dios y desobedecer las leyes civiles.
                1. Algunos países comunistas tienen una ley severa para que el evangelio sea preciado. Muchos cristianos han desobedecido esta ley han pasado Biblias de contrabando al país y predicado el evangelio de todas maneras.
                2. Es mi convicción que en este caso el principio de la excepción es aplicado apropiadamente.
            3. ¿Cuándo la desobediencia civil no es justa?
              1. Hay ocasiones cuando nos sentimos muy firmemente contra una ley civil particular y sentimos que tenemos el derecho de desobedecer la ley civil.
              2. Ejemplos:
                1. Los cinturones de seguridad
                2. Los límites de velocidad
                3. Los límites de cacería: un cazador podría sentir que es injusto que él solo pueda matar dos venados en una temporada y decir “Es mi derecho matar y proveer de comida a mi familia así que mataré tantos venados como yo considere que necesito.”
                4. La contaminación
                5. El desmonte de la tierra
                6. La protesta: En algunos casos podríamos sentir que necesitamos protestar contra una ley específica y huelga, organización ilegal, marcha ilegal, o retener nuestros impuestos ilegalmente. Pero esto no es lo en lo que los cristianos deben estar empeñados.
                7. ¿Cómo sabemos si podemos violar una ley civil?
                  1. Si alguna ley civil viola la ley de Dios entonces podemos ser desobediente.
                  2. Si solo no nos gusta la ley y no viola la ley de Dios entonces no podemos desobedecer las leyes civiles.

 

Conclusión:

  1. “La conclusión es que hay solo una situación válida en la que Dios nos permite violar una ley civil, esto es, donde la obediencia a la ley podría en sí misma causar que pecáramos contra una ley de Dios. En otro caso, la desobediencia a la ley civil es en sí misma un pecado contra Dios, y es el tiempo para que los cristianos empiecen a tomar esto con seriedad.”[3]

 


[1] I certify that I am conscientiously opposed to, or because of my religious principles I am opposed to, the acceptance (for services I perform as a minister, member of a religious order not under a vow of poverty, or Christian Science practitioner) of any public insurance that makes payments in the event of death, disability, old age, or retirement; or that makes payments toward the cost of, or provides services for, medical care. (Public insurance includes insurance systems established by the Social Security Act.) IRS Publication 4361

[2] Cottrell, Tough Questions, 32

[3] Cottrell, Tough Questions, 35