Grande es Dios y lleno de mis­eri­cor­dia.  El her­mano Nicolás Hernán­dez, antes de su par­ti­da de este mun­do, esta­ba colab­o­ran­do para tra­ducir comen­tar­ios de todo el Nue­vo Tes­ta­men­to.  Nico logró tra­ducir casi todo el Nue­vo Tes­ta­men­to, y aho­ra les com­par­to la primera lec­ción de 2 Cor­in­tios.  (http://edrangel.com/?page_id=2463)

Down­load (PDF, 27KB)