Nuevo sermón: No dejando de congregarse, Andrés Pong

Man­teng­amos firme, sin fluc­tu­ar, la pro­fe­sión de nues­tra esper­an­za, Porque fiel es el que prometió.Y con­sid­eré­monos unos a otros para estim­u­la­rnos al amor y a las bue­nas obras; No dejan­do de con­gre­gar­nos, como algunos tienen por cos­tum­bre, Sino exhortán­donos; y tan­to mas, cuan­to veis que aquel día se acer­ca.
Hebre­os 10–23–25
¿Has nota­do en ti o en …

La predicación en San Antonio, Burton Street iglesia de Cristo

Es un plac­er ester con her­manos de otros lugares y predicar la Pal­abra.  Estuve con los her­manos de San Anto­nio en la calle Bur­ton.  Tuvi­mos muy bue­na asis­ten­cia y mucho interés de la parte de los her­manos.  Me da mucho gus­to encon­trar her­manos que están tra­ba­jan­do y hacien­do lo posi­ble para agradar a Dios.
Actu­al­ización de …

El sermón de la oveja perdida por Andrés Pong

 
Sinop­sis del ser­món:
A. En este capit­u­lo, vemos la mur­mu­ración de escribas y fariseos por la con­duc­ta de Jesús con los pecadores.
B. Los pecadores se acer­ca­ban a Jesús para escuchar, ham­bri­en­tos y sedi­en­tos de la pal­abra de Dios.
C. Jesús les habla de tres her­mosas parábo­las aprovechan­do la clase de audi­en­cia que tiene en ese momen­to.
D. La …

Nuevos sermones en temas generales

No le quiero predicar a esa gente
La igle­sia tri­un­fante
La viu­da per­sis­tente
Lev­an­té­monos y edi­fique­mos
Por poco me per­suades
Por qué nos reti­ramos de los miem­bros infieles
Qué hac­er cuan­do no sabe­mos qué hac­er
Trein­ta piezas de pla­ta
Estoy seguro de mi sal­vación
Una vez para siem­pre
La viu­da per­sis­tente
Esti­ran­do las cur­das de las emo­ciones
Déja­lo ir
La lla­ma­da de la tier­ra aje­na

The very worst God can give you is better than the best the devil can give you/Es mejor aceptar lo peor que Dios tiene para usted que lo mejor que el diablo tiene para usted

In the book of Ruth the first three vers­es are the sad­dest of the entire book.  Nao­mi los­es her hus­band, she los­es her sons; which means that she lost the fam­i­ly name, which means that she los­es any and all inher­i­tance.  Nao­mi was in dan­ger of los­ing her entire fam­i­ly inher­i­tance and her fam­i­ly land …