Sermones

Los tres mil en Pentecostés (Acts 2:1-41)

Nicolás Hernández, June 20, 2012
Part of the Las conversiones en el libro de los Hechos por Mark Copeland series, preached at a domingo service

Tags:

Adobe Acrobat
Microsoft Word
Earlier: Same day: Later:
« Los dos mil en el Pórtico de Salomón None Jesus el Salvador »

Acts 2:1-41

1Y COMO se cumplieron los días de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos; 2Y de repente vino un estruendo del cielo como de un viento recio que corría, el cual hinchió toda la casa donde estaban sentados; 3Y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, que se asentó sobre cada uno de ellos. 4Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron á hablar en otras lenguas, como el Espíritu les daba que hablasen. 5Moraban entonces en Jerusalem Judíos, varones religiosos, de todas las naciones debajo del cielo. 6Y hecho este estruendo, juntóse la multitud; y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar su propia lengua. 7Y estaban atónitos y maravillados, diciendo: He aquí ¿no son "Galileos todos estos que hablan? 8¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en que somos nacidos? 9Partos y Medos, y Elamitas, y los que habitamos en Mesopotamia, en Judea y en Capadocia, en el Ponto y en Asia, 10En Phrygia y Pamphylia, en Egipto y en las partes de Africa que está de la otra parte de Cirene, y Romanos extranjeros, tanto Judíos como convertidos, 11Cretenses y Arabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios. 12Y estaban todos atónitos y perplejos, diciendo los unos á los otros: ¿Qué quiere ser esto? 13Mas otros burlándose, decían: Que están llenos de mosto. 14Entonces Pedro, poniéndose en pie con los once, alzó su voz, y hablóles diciendo: Varones Judíos, y todos los que habitáis en Jerusalem, esto os sea notorio, y oid mis palabras. 15Porque éstos no están borrachos, como vosotros pensáis, siendo la hora tercia del día; 16Mas esto es lo que fué dicho por el profeta Joel: 17Y será en los postreros días, dice Dios, Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; Y vuestros mancebos verán visiones, Y vuestros viejos soñarán sueños: 18Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán. 19Y daré prodigios arriba en el cielo, Y señales abajo en la tierra, Sangre y fuego y vapor de humo: 20El sol se volverá en tinieblas, Y la luna en sangre, Antes que venga el día del Señor, Grande y manifiesto; 21Y será que todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. 22Varones Israelitas, oid estas palabras: Jesús Nazareno, varón aprobado de Dios entre vosotros en maravillas y prodigios y señales, que Dios hizo por él en medio de vosotros, como también vosotros sabéis; 23A éste, entregado por determinado consejo y providencia de Dios, prendisteis y matasteis por manos de los inicuos, crucificándole; 24Al cual Dios levantó, sueltos los dolores de la muerte, por cuanto era imposible ser detenido de ella. 25Porque David dice de él: Veía al Señor siempre delante de mí: Porque está á mi diestra, no seré conmovido. 26Por lo cual mi corazón se alegró, y gozóse mi lengua; Y aun mi carne descansará en esperanza; 27Que no dejarás mi alma en el infierno, Ni darás á tu Santo que vea corrupción. 28Hicísteme notorios los caminos de la vida; Me henchirás de gozo con tu presencia. 29Varones hermanos, se os puede libremente decir del patriarca David, que murió, y fué sepultado, y su sepulcro está con nosotros hasta del día de hoy. 30Empero siendo profeta, y sabiendo que con juramento le había Dios jurado que del fruto de su lomo, cuanto á la carne, levantaría al Cristo que se sentaría sobre su trono; 31Viéndolo antes, habló de la resurrección de Cristo, que su alma no fué dejada en el infierno, ni su carne vió corrupción. 32A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos. 33Así que, levantado por la diestra de Dios, y recibiendo del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís. 34Porque David no subió á los cielos; empero él dice: Dijo el Señor á mi Señor: Siéntate á mi diestra, 35Hasta que ponga á tus enemigos por estrado de tus pies. 36Sepa pues ciertísimamente toda la casa de Israel, que á éste Jesús que vosotros crucificasteis, Dios ha hecho Señor y Cristo. 37Entonces oído esto, fueron compungidos de corazón, y dijeron á Pedro y á los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? 38Y Pedro les dice: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. 39Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare. 40Y con otras muchas palabras testificaba y exhortaba, diciendo: Sed salvos de esta perversa generación. 41Así que, los que recibieron su palabra, fueron bautizados: y fueron añadidas á ellos aquel día como tres mil personas. (RV1909)

Powered by Sermon Browser

13 Thoughts on “Sermones

  1. Francisco Pablo Lucas on October 21, 2013 at 8:33 pm said:

    Dios los bendiga me gusta los mensajes

  2. Los estudios de Colosenses (Sermones y comentario), estan muy edificativos. Los he descargado. Gracias

  3. Benancio Borja on February 22, 2015 at 5:26 pm said:

    Dios levendiga Hermano

  4. Héctor Rosado Viñegas on May 17, 2015 at 10:22 am said:

    Excelentes estudios hermano, ayudan mucho. Dios le guarde y le bendiga ricamente. Saludos con afecto

  5. nelson e vanegas on June 3, 2015 at 7:04 pm said:

    Recién he bajado el estudio de Gálatas… lo he hojeado y me ha interesado grandemente… especialmente las preguntas que ha desarrollado que seguramente me serán de invaluable utilidad en mi compartir! Más tarde le compartiré mi experiencia de “masticar” su estudio! Definitivamente, gracias y será una bendición!

    • admin on June 9, 2015 at 3:49 pm said:

      Dios lo bendiga hermano Nelson. Gracias a usted por visitar y beneficiarse del material. El estudio de Gálatas es una obra de mucho interés para mi por el hecho que los hermanos estaba insatisfechos con la ley de Cristo y deseaban enyugarse con la ley que mata. (2 Cor. 3:6; “el cual también nos hizo suficientes como ministros (servidores) de un nuevo pacto, no de la letra, sino del Espíritu. Porque la letra mata, pero el Espíritu da vida.”

  6. Jesus Alvarez Rodriguez on October 24, 2015 at 7:21 pm said:

    Gracias hermano por este material , es muy edificante visitar estos sitios. Dios le Bendiga .

    • Muchas gracias a usted. Dios lo bendiga en todo.

    • LE agradezco mucho su comentario. Deseo que regrese con frecuencia y que comparta este sitio con todos sus amigos. Si no encuentra lo que buscaba, avíseme y haré todo lo posible de elaborar un estudio.

      Me puede escribir a rangellalo aroba (@) gmail punto (.) com

      Tengo que escribir mi correo de esta forma porque hay robots que se roban los correos. De esta manera usted sabe que se unen todas las palabras de esta forma: nombre@gmail.com.

      Gracias y que Dios lo bendiga.

Leave a Reply

Your email address will not be published.